miércoles, 9 de diciembre de 2009

Réquiem por una vieja florista



A Armida Miller, in memoriam: lo que más me impresionó de usted siempre fueron sus manos...


Se deshace

en madejas

que bordan flores

esbozadas

en falsedades raso

o seda.


Para adornar cabezas altivas

despierta los ojos

al frío abismo del alba:

dedos duros

da artríticos ángulos dolorosos

que predican tiempo.


Lleva la cruz diaria

y el alivio de la ilusión

renuente a morir.


Lleva pájaros y mariposas

ocultos

en algún recodo

encantado

de su pecho.


Tiene luz en la cara

y un eco

de llanto

en la breve sonrisa.


Tiene el cuerpo

cansado,

el alma intacta

y 'rencor'

para ella

es vocablo extranjero...




Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.