sábado, 3 de octubre de 2009

Poema para dos

— Silencio...

— La hoja se desmaya

suspendida del miedo.

— Silencio.

— A esta hora

la medianoche clara

traza un círculo de presagios.

— Y los peces beben el deshielo

de las almas solitarias...

—Y los pájaros lloran otoño

en la quietud terrosa de su rama...

—Y el glaciar de tus ojos

se viene en olas de escarcha...



— Ahora que todo es perfecto

despertamos al olvido

del insomnio

rodando hojarasca abajo

asidos a las crines de la muerte...

— Caballo cansado.

— Caballo sin fuerzas.

— Caballo que huele

a yerba de los cementerios...

— Caballo.

— ¡Silencio!

— La hoja se desmaya.

— Temerosa.

— Suspendida del miedo.

— Hojarasca abajo

en la hojarasca de la muerte.

— ...

— ...




Poema negro




Mi poema negro

no tiene color:

tiene tintes abismados

de silencio.


Mi poema triste

no tiene llantos:

sólo dádivas ahogadas

de desvelo.


Mi poema sordo

no tiene palabras:

sólo músicas marchitas

—sólo eso—.


Mi poema

maltratado

incoloro

se desgarra.


La noche

cómplice

y yo

presenciando

su fuga

de galopado pavor.


Triste poema

sacrificado

al olvido

de inauditas esterilidades

—denso y dulce

como semen de argonauta—.


Venga a ver, luna.

Venga, silencio.

Venga, noche

disfrazada de horas

—amordazada—.


Viejo viento, venga.


Venga

la estrella opaca

de tanto brillar.


Venga

la calma rala,

el valle hollado,

el arlequín

hecho fragmentos...


Venga, ídolo muerto

(más peligroso por muerto).


Venga, mano fina

(polvorienta

ave de rapiña de los basureros).


Venga, espiga viril de los gozos.


Venga, imperio destrozado

(cabizbajo y vencido imperio).


Venga, virgen.

Venga, loba.

Venga, niño

con máscara de mocos

huérfanos...


(Mi poema negro

se va

desvaneciendo;

caliente la sangre afónica

de su vena

marina y rota:

se lo traga el olvido...


Se lo traga).




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.