jueves, 30 de diciembre de 2010

La mujer de Antonio

(Reposición ahora con audio en la voz del autor y acompañado al fondo por el Trío Matamoros)


Inspirado en una vieja guararacha cubana


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


La mujer de Antonio

camina sobre el alba

con perfil de blanca

y caderas

de negra arrepentida.


Se mueve y se mueve

—sabrosura de mulata—

en pirotécnica danza

que marca

undositré

de pasos frescos...


Camina y parece

que baila.


Parece que baila

y camina así.


La mujer de Antonio

perfil de diosa

fuego en la cintura

camina así.


Photobucket

Photobucket



miércoles, 29 de diciembre de 2010

Poema en silencio



Arrastra la soledad

su propio mantra que musita:

silencios de meridiano reproche

sueños incubados en el confín de la palabra sin aleteos

(para no repetir silencio;

siempre silencio:

precedido y sucedido

por ese otro cojonudo pretexto de la subsistencia

que es el tiempo).


El mar, inmóvil, como lago de vidrio

es azogue y reflejo

de celestes, apocalípticas depresiones:

azules ensimismados

cabizbajos

suicidamente tenues

ante el rechazo de las nubes.


Mi ojo (tengo uno solo; uno que mira

— el otro dormita y vigila por dentro—)

se acomoda a la asfixia amoratada del momento

con pestañeos leves, avícolamente pausados y tediosos

de abanico cansado y capado

— ¡a quemarropa!— de cinetismos...


Los caballos de mar abaten con sus colas de ocio

artrópodas moscas inventadas por el agua

y los corales bailotean, como peinetas al desgaire

atrapando plancton que emite micro-alaridos de "¡Socorro!"

en burbujas diminutas cuyo equivalente

es la parálisis del más abyecto y amordazado mutismo.


Me pierdo en las algas que me persiguen

hasta descubrir que forman parte de mi pubis...


Entre mis dedos:

membranas transparentes de sílice y amianto...


Buceo en las cavernas del cielo-mar invertido:

inverso todo sin contienda

en los cuatro puntos cardinales

y más allá de lo cardinal-extraordinario:

en toda dirección cabalística

de lo ordinal y sucesivamente finito.


Surrealista la oblicuidad del juicio

arropado entre caracolas y estrellas de mar

envenenadas de salobre llanto y sangrante clorofila homicida

propagándose como un virus omnipresente y maligno

entre las corolas de las anémonas que pululan

gravitando sobre el fondo cristalinamente imposible

del cielo reventado de lenguas

e indefinibles sexualidades de lo pisciforme.


Me refugio entonces, perseguido por las algas

en una ostra que es molusco y vagina ancestral

de rotas cosmogonías

empollando allí su perla en concreciones de nácar y proteínico semen:

simbiosis e híbrido perfecto del sincretismo del mar

con lo aceptablemente absurdo

cuando nazca

entre sueño y pesadilla del agua

el hijo amado y predilecto de la luna.



Photobucket

Photobucket



martes, 28 de diciembre de 2010

Hasta pronto desde las plantas del deseo

(Con audio en la voz del autor)

Foto © Juan Carlos Ocaña

(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Te vas

pero estás presente

en esas partes de tu breve anatomía

que me dejan sin aliento

en suceso-obsesivas

masturbaciones

de cómplice insomnio.

Te quedas

en cada deliciosa

cuadrilátera provocación

delimitada de hirsuto erotismo

e imagino tu olor

el sabor a tierra mojada

de tus plantas

el vaho sensual

y nervioso

del pulsar de tus venas por el dorso

como raíces

de líquido deseo

reprimido y relegado

desde hace siglos

en la imposibilidad de sentirte

verdadera

enfermizamente

intensamente

deseado desde tus

imperfecciones.

No temas:

contigo se van

el rojo

y la garantía de mi abolengo

rayano en la psicopatía del mito.

Tengo poderes ocultos

insospechados, si quieres —

para que ante ti el mar sea columpio

y el aire se descuelgue

desde celestes maremotos

como una tromba esencial y onírica

de palomas que sobre tu cráneo

revolotean.

Véte

de negro y misterioso.

Me voy contigo en tu pupila

y en tu lujuria disimulada detrás del iris

que acuoso y perceptivo parpadea

tras la coraza de tus lentes impenetrables

como esos muros de añeja castidad

pétrea

que rodean la ciudad suspendida

del cordón umbilical

de la asfixia.

Véte y sonríe

antiquísimo cariño

que datas de milenios...

Aquí

impacientemente excitado

te espero...

Photobucket

Photobucket



lunes, 27 de diciembre de 2010

Poema entre fechas

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Ya comidos los turrones

queda la meta del vino

y con el vino los dolores de cabeza

de un año que se larga

sin la simple o remota decencia

de pedir permiso

(como quien va deprisa

y anónimamente

al retrete).


Tuve anoche una visión

de vómito agolpado en las sienes

(de esas claridades paranoicas y calvas

— redondas

y transparentes

como la fábula de un Santa Claus

circunpolar

gravitando en trineos atiborrados de capitalismo

made in China—)

mientras el mundo manejaba

con lazos de papel dorado

pegados a sus techos movibles

con claraboyas de vidrio ahumado

desde donde rascabuchar

— sin herir la pupila—

la cara vellosa y púbicamente vaginada de la luna

como quien arrastra sin saberlo

el bochorno a gritos

de un pedazo de papel higiénico

visible

pegado a la suela del zapato

—no importa si sucio

como los bancos

con préstamos hiperinflacionarios

o limpio como el ideal

del supuesto Alumbrón nazareno

con bombilitas de colores guiñando

desde el calculado

histriónico ángulo de un pesebre

adulterado de oropeles —.


Navideño

ritual derroche

con bolsillos pendientes y flacos

como paréntesis o globos desinflados

que piden a gritos

una infusión de antimateria

más allá del alcance

de los dispensadores automáticos

o de las billeteras con olor a sudor o a cerveza

o a macho que soba frustrado

la hirsuta redondez

de sendas lunas testiculares.


Será la Noche Vieja

cómplice de antiguas voracidades

embotada en oleajes de champaña

con espumarajos de comprometida bagatela

y bocaditos de queso con jamón y membrillo

sobre tostadísimas orejas de niños africanos al dente

y huérfanos de todo recurso

cuando entre convulsiones de rap

enfundado en aculturado prepucio

y vieja altivez hemofílica de anfitriona música palaciega

se vaya el 2010

como putón estrafalario y risible

irremisiblemente manoseado

con los pezones exangües

oscilando

en sifilítica danza

de estertores.


Photobucket

Photobucket



domingo, 26 de diciembre de 2010

De la Gran Escena: Post-Navidad

La Gran Escena es la vida. De ella, sus actos más peculiares, sobresalientes e insólitos...





— Estuvo aburrida la Navidad anoche.


— Sí; muy aburrida...


— Todo parecía tan plástico; tan perfecto...


— Lo animales tenían cara de torturados; no cambiaron la expresión en toda la noche.


— Y no sé si te fijaste que había varios bombillos fundidos y nadie hizo por remplazarlos.


— Sí, deslució todo el esfuerzo.


— Todo...


— Y ni siquiera lloró o se movió El Niño en el pesebre.


— No; y eso que no dejé de mirarlo a ver si se movía o hacía algo.


— Y dicen que esta es época de milagros...


— Así dicen...


— Pues yo no creo...


— Tal vez esperamos demasiado.


— ...



Photobucket

Photobucket



viernes, 24 de diciembre de 2010

Haiku de la luz que perdura

(Con audio en la voz del autor y efecto de fondo)


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)



Lumbre del leño

prendida en los hogares:

¡alumbramiento!



Photobucket

Photobucket



jueves, 23 de diciembre de 2010

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Haiku de un devoto cariño

(Con audio en la voz del autor y música de fondo)


A esta Navidad 2010 y su significado. Porque celebramos Su cumpleaños. Para Aquel que cambió el curso de la Historia y se ofreció como sacrificio, sangrante y en la carne.


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Niño del alba

Niño amado del tiempo:

te llevo dentro.



Photobucket

Photobucket



martes, 21 de diciembre de 2010

Imposibles (por partida doble)

(Con audio en la voz del autor)

Luego de haber publicado el reconocimiento a los poetas y artistas participantes en el II Encuentro Internacional "Luz del Corazón" en la ciudad de Miami, varias personas me han escrito interesadas en saber con cuál poema participé.

Imposibles se estrenó en esta página el 8 de septiembre del año en curso y por ende, su dedicatoria original, que reafirmo.


Dedicado a la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, en su día.

Este poema tiene su antecedente en otro de hace más de veinte años titulado Matricidio

Photobucket

(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Quiero no escribir
de Cuba; no pensar
en ella;
no tenerla enredada
a los pies
en el camino
no llevarla en la voz
ni en el temblor de los adioses
no guardarla
entre las piernas
como un distintivo
que identifica mi origen
no dar besos de salitre
que recuerdan
la nocturna y extrasensorial
lujuria de sus playas
no cubrir otros cuerpos
como un manto encendido
de isleñas galaxias
no hacer poesía
que irremediablemente
me seduce
ante la augusta majestad
de sus pies minerales
reventados de escollos
y soles crepusculares...

No quisiera
—lo admito—
pero de nuevo
me pregunto;
pregunto:
¿cómo?


Photobucket
Photobucket


lunes, 20 de diciembre de 2010

Haiku de la fisiología del amor

(Fotopoema con la voz del autor)



(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)



Photobucket

Photobucket



Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.