miércoles, 21 de octubre de 2009

Negro



¿Qué puedo decirte

sin que te ofenda?

Que eres recio

y oscuro

como un dios

de la noche

como un diamante

en bruto

como la noche

misma

hecha estrellas

en tus ojos

como un océano

sin luna

cubriendo

la flotante

blancura

de mi ofrenda.




Certeza


Los cinco dedos

de tu mano

son las cindo

promesas

de mi futuro.




Ángel caído



A la memoria de Eddy Borroto, por amor a Dios y a mis sobrinas. Q.E.P.D.

Te perdono

porque sé

que el último

instante

fue de dolor,

no de cobardía:

buscando

absolución

de todo aquello

que día a día

manchaste

sin recurso de apelación

ni posible utopía.


Escogiste

una partida

triste

para los que se quedan.


El recuerdo

de la sangre

dormida

y el olor inadmisible

de lo que fue

tu cuerpo

desde entonces

pálido

y teñido de azules

ahora

las acosa.


Ellas

te perdonan

como hicimos todos.


No es tiempo de rencores

sino de reflexión

y callada impotencia.


Vela

desde tu mutismo

por ellas

y encuentra

final absolución

en ti mismo.




Apelación



Bellos

en su intimidad

los momentos

que de ti recuerdo

y te traen

a mi alcance:

claras

felices horas

de tierno asueto

y pasional desafío

en fusión

casi serpentina

en hambre

insaciable

de nuestros cuerpos

y nuestra locura

que en la semiluz

buscaban

el complemento,

el alivio

la razón

justificable

de función

contra deseo

—viceversa

indefinible—

de la sed

inapelable

de una entrega

sin indultos.




Cubanísimo III



Viejo cabrón, reyezuelo

fundador de dinastía

sátrapa de tiranía

mentiroso y demagogo

crees que tu pueblo es bobo

y que de veras te quiere

pero lo que más te hiere

es saber que es lo contrario

porque tú sin los sicarios

del ejército eres nada

y al final de la jornada

celebrarán tu velorio

porque semilla, envoltorio

no eres ni serás nunca

y tu legado se trunca

en esta página fiel

donde tu nombre, Fidel

es sinónimo de oprobio:

quedas peor que un microbio

de amarga y triste memoria

un pasaje que en la Historia

de Cuba será en lectura

un párrafo de escritura

y nada más, para bien.




Cubanísimo II



¡Qué pesadilla, Prudencio

mira cómo está La Habana

cada día más repleta

más sucia y abandonada!


Ciudad capital por siglos

del mundo la gran envidia

¿qué pasó con la que un día

fue la reina indiscutible

del Caribe y es posible

que hasta la propia París

sintió en su fina nariz

el impacto de La Habana

que histórica y siempre urbana

resplandecía en limpieza

en monumento y belleza

en paisajes y en lirismo

cuando llegó el comunismo

y la sumió en la pobreza?


¿Dónde fueron sus neones?

¿Por qué caen sus edificios?

Es como un cruel maleficio

de abandono y cobardía

dejar que la que fue un día

urbe sin más competencia

se pudra en la decadencia

la oscuridad y el olvido

mientras Fidel y el Partido

no dan más que demagogia

y se derrumban la Logia

el Malecón y hasta El Prado.


Casi no hay alumbrado

y las tiendas ya no existen

mientras, el pueblo subsiste

cada día más seguro

que éste no es el futuro

que le prometiera un día

el barbudo que fingía

ser de todos más cubano

y resultó ser tirano

que en vez de traer progreso

ha propiciado el regreso

de los bueyes y el caballo

y de que en el mes de mayo

no haya un mango en toda Cuba

cuando los mangos en Cuba

de mayo a agosto llovían.


Pero ya se va acercando

para La Habana su día

cuando esplendorosa ría

nuevamente remozada

y Nueva York, asombrada

llame a Madrid y le diga:

"yo creo que ya esta tía

se ha estirado los pellejos:

no le queda nada viejo;

todo está muy reluciente

tiene hasta blancos los dientes

y relumbra de limpieza:

no me cabe en la cabeza

que dejada la apatía

haya quedado esta tía

como reina de belleza..."


Y es que La Habana es amada

por poetas y pintores

por bailarines, cantores;

por el pueblo que la vive

y por ella se desviven

los turistas que la acosan

por eso aún más hermosa

se erguirá de entre sus ruinas

como la joya más fina

para asombro y regocijo

de sus orgullosos hijos

que amorosos la restauren

la respeten, la restañen

sin alterar en su historia

los siglos que ya tenidos

son de tradición el nido

la síntesis y leyenda

de una Habana sin prebendas

sin batistas ni fideles

una Habana que en sí muestre

todo lo bueno legado

por los tiempos del pasado

pero que a tiempo seguro

tenga perfil de futuro

para enfrentar su presente.




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.