jueves, 16 de diciembre de 2010

Preludio-epílogo militante al haiku de la exquisita mierda

(Con audio en la voz del autor)


Nota aclaratoria 9 horas después de haber publicado el poema: un comentario honesto y amable de mi querida amiga Isolda me lleva a hacer esta aclaración: la palabra "mierda" utilizada en el título y en el haiku que forma parte del poema principal está empleada en su acepción coloquial de "basura", "desecho", "desperdicio", "trash" y no de "excremento". Es un poema de irónica reflexión y protesta ante el acto rutinario y casi inocente de generar y botar basura a diario mientras el mundo, el planeta, se ahoga en desperdicios de toda índole. Gracias.


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


... sobre todo fungimos

como putrefacción del desperdicio:

toneladas adscritas al per cápita

colectivista de lo amorfo

en el día a día alquilado

de eurodolarizado, chiniquitado

indostánico y no-alineado consumismo

(¡casuística ilógica de lo global-maravilloso!)

impulsados

al no-raciocinio

al no-racionamiento

al acéfalo, ridículo papelazo de vectores inconscientes

(Occioriente

cada vez más agreste y destartalado

que desfila antibiótico e intoxicado de desaciertos

por las pasarelas desde Beijing hasta Ottawa).


Combatimos

contra todo hálito

que habite sin saberlo

espejos empañados de clorofila

o se canonice

— espléndido y consagrado rito de la albúmina—

en catedrales de carbono

que repercuten con eco lejano

las letanías y los soliloquios de la hemoglobina

fosilizados en el vicio inalterable

de oficiar masturbaciones cíclicamente alveolares

en la continua y escandalosa

combustión incestuosa del oxigeno.


Se impone entonces

el haiku asimétrico de las plastas proterozóicas...

para las amables, desechables

respetadas inmundicias pluralistas:


¿Qué es nuestra mierda

sino un estado alterno

de la materia?


Y ya evacuado el aforismo — lacónicamente genuflexo —

pasa estruendoso el camión de los suicidios

que en eutanasia de escombros

se aleja masticando

— aséptico y sicalípticamente promiscuo—

la estética y acicalada fetidez

de todo cuanto hoy

(sin apelación ni recurso)

hemos definitvamente desterrado

de nuestra apacible

e irrefutable podredumbre.


Photobucket

Photobucket



Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.