domingo, 28 de febrero de 2010

Carli C4: un video de impacto para reflexionar

(Puede apagar la música del blog si ésta interfiere con el audio)


Pueden visitar al creador de este video en Soñando Cuba entre Poemas.



Sin reproches

(Con audio en la voz del autor)



Dibujarte

con mi lengua

y trazarte

en mis caricias...


Eso

en esta noche

de intenso

llovido

invierno

cuando tu silueta

danza

como la llama de una hoguera

en la pasión escarlata

de mi leño

y tus ojos

son dos brazas

de ardiente

proscrita lujuria

que clama

gemidos

y humedades de sexo

sin importar

horarios

ni ventanas

abiertas

ni vestigios

de antiguos perdones.


Cumpliremos

—entonces—

un postergado

deseo

entrando

y

saliendo

en perfecto mecanismo

fundido

en

la incandescencia

que incinera

sin remedio

las removidas

y aún humeantes

cenizas grises

del tiempo.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)



sábado, 27 de febrero de 2010

Terremoto de 8.8 sacude el centro-sur de Chile


Nuestros mejores deseos y nuestra solidaridad con el hermano pueblo chileno, que en la madrugada de hoy fue sacudido por un sismo de mayor intensidad que registró 8.8 en la escala de Richter. Hasta ahora se reportan 147 pérdidas humanas, aunque se espera que esta cifra aumente. Debido a la potencia del temblor, los daños materiales y económicos a la infraestructura de las áreas afectadas es considerable.


Tal como sucedió cuando la tragedia del terremoto de 7.3 en Haití, Pedro's Island exige la cooperación inmediata de la comunidad internacional y los organismos pertinentes a nivel mundial para asistir a los damnificados tanto y como el gobierno de Chile lo estime prudente.


Hasta el momento, los Estados Unidos y la Unión Europea han prometido ayuda logística, material y financiera. Los gobiernos latinoamericanos del área han ofrecido también su ayuda en las labores de rescate y otras tareas de salvamento.




Diálogos con el éter (relato de una ficción factual)

A Jorge Luis Borges, Maestro del cuento y de la ficción histórica como géneros con bandera propia dentro de la narrativa contemporánea.



Llegó a mí. Se asomó al enigma. Palmeó mi hombro. Preguntó:


—¿Qué escribís?


Quedé pensativo; silenciado ante la carencia de una respuesta al eco de mis reflexiones.


— What are you writing? —repitió.


— Nothing...


— Good...


Pareció complacido con su propia contesta.


No tenía consistencia ni forma; ni lo rodeaba el resplandor fantasmagórico de las apariciones. Su voz dialogaba con esa otra voz de mi mente, independiente de magnitudes físicas. Diríase que estaba a la derecha de mi hipotálamo, arrinconado, sin querer ocupar demasiado espacio.


— La página en blanco te está arrancando la esperanza...


Dijo esto y se desplazó al área de la imaginación, asido a las crines de una neurona.


— Creo saber qué te está pasando...


Habló, usando una modulación casi líquida.


— Si no abrís las puertas del subconsciente a la imaginación, no puede haber diálogo...


Quedé perplejo:


—¿Diálogo?


Se meció en la palpitación de una dendrita:


— Diálogo con el éter —respondió—. Sin esa conversación la disparidad de planos no converge jamás.


Volvió a mecerse:


— No sé si te das cuenta; pero yo, a la vez que parte de tu subconsciente, soy también parte del éter; lo que equivale a decir, si me vas entendiendo, que yo, como producto de tu imaginación, soy la creatividad manifiesta de esa tangencialidad entre el intelecto que está más allá de todo raciocinio y las fuentes de la inspiración que manan de la nada aparente. Yo soy el diálogo, como lo es cada mito recreado que nace a la racionalidad parturienta de tu arte...


Pareció extasiarse en la contemplación de la danza ejecutada por un coro de mitcondrias sobre una molécula de carbono que se deslizaba, como sombra transparente, sobre sus ideas:


— Hay dos cosas importantes; importantísimas que debes saber: primero: yo vine a ti independientemente de tu voluntad creadora, porque yo, como parte del éter, a nadie me debo y sólo acudo en auxilio de los que como tú ponen sobre la esperanza de la página en blanco el peso aplastador de la duda que termina por sellar las puertas al diálogo... Segundo —hizo pausa mientras decía adiós al coro sonriente de las mitocondrias que desaparecían en la profundidad de un valle sinuoso—: una vez que se haga final mi partida, no volveré más y recaerá sobre ti la responsabilidad de cuidar de tu propia portería y de velar para que la impaciencia no mate a mordidas la esperanza de esa página que frente a ti es el misterio de tu creación más absoluta. Esa es la única disciplina inviolable de todo arte... Como yo, vendrán a visitarte otros, de tarde en tarde, a cabalgar en las crestas de tu imaginación y a comprobar si mantienes abiertas para su hospedaje las puertas del diálogo.


Guardó silencio y no lo escuché más. Sabía que estaba ahí adentro, explorando cada paisaje de mi universo interior. Sentí una alegría preñada de sutiles congojas mientras duró su permanencia. Al cuarto día, me sedujo la paz.


Se marchó, causando una tormenta en mi hemisferio cerebral izquierdo.


No cerró las puertas tras sí, dejándome como encargo no finalizar jamás la continuación de esta página...




viernes, 26 de febrero de 2010

De manipulaciones, vituperios, conveniencias, lenguajes solariegos y el caos de la causa cubana en uno y otro bando


Desde que murió Orlando Zapata Tamayo se ha dicho mucho en pro y en contra de este hombre. Para unos, es melodramáticamente, un héroe, un mártir que marcará un antes y un después en la "lucha" por la "libertad" (me gusta mejor la palabra democratización) de Cuba y contra el régimen totalitario imperante bajo la égida de la dinastía hereditaria de los hermanos Castro.


Para otros, con marcado sarcasmo y malintencionada sorna, este hombre negro (sí, negro; este dato es importante por razones de percepción social, relevancia simbólica y carencia de representación protagónica —real o usurpada— de la raza negra en el proceso castrista — a favor o en contra del mismo—) es sino un simple preso común que tanto la disidencia interna de la Isla, como el exilio ultraderechista de Miami y los medios de prensa internacionales han tomado como estandarte para enarbolar la causa de los derechos humanos en contra de la Cuba "bloqueada" por el injusto y rapaz imperialismo norteamericano.


Para mí, no es ni héroe ni paria.


Escucho y leo a unos y otros y saco mis propias conclusiones:


1- Orlando Tamayo Zapata fue un hombre, no un animal dañino.


2- Fue un hombre negro y de extracción humilde (de nuevo, esto es importante para esgrimir razones en pro y en contra, desde cualquier ángulo y bajo cualquier concepción socio-política, si hablamos de manipulaciones).


3- Tiene una madre que lo llora muerto.


4- Nació en Cuba después de 1959, supuestamente en un país donde no existe la discriminación racial ni social y donde debido a la "maravillosa igualdad social" y los "inalienables logros y derechos de la clase proletaria que cada día progresa y tiene más", no es necesario robar ni delinquir (sic).


5- Los presos comunes viven en condiciones aún más infrahumanas que los presos políticos que están en la mirilla de la opinión pública mundial. Que su nombre estuviera o no en una lista en tal o cual año es intrascendente.


6- Fuera preso común o no, con un pésimo historial de actividades delictivas y antisociales, Orlando Tamayo Zapata era un ser humano, bajo cualquier óptica y dentro de cualquier ideología que se precie de un mediano grado de civilización y sensibilidad ciudadana.


Por todo esto, y cubana y sabrosamente hablando, me cago en los dirigentes obsoletos de Cuba, me cago en el exilio anquilosado de Miami, me cago en los comentaristas, los periodistas, los expertos, los politólogos, los demagogos y los "blogueros" de pacotilla que pretenden manipular y/o distorsionar la realidad y la trascendencia real de este suceso.


Orlando Zapata Tamayo fue un hombre cubano negro de 41 años que murió en la cárcel sin la adecuada atención médica y pidiendo agua por 18 días mientras se la negaban como castigo a su rebeldía (patriótica o personal; qué más da).


Un caso similar en Estados Unidos provocaría de inmediato investigaciones independientes y audiencias públicas en las salas del Congreso con subsecuentes leyes y directivas para evitar tales abusos, amén de la remoción y encausamiento de los perpetradores, desde el inicio.


Pero no sucedió en Estados Unidos. Sucedió en Cuba.


Sea donde fuere, para mí la evidencia disponible e irrefutable es suficiente.


Murió un ser humano y mi corazón está de luto.


Y para los cínicos, que todo lo ponen en duda y todo lo "tiran a mierda" y "a guasa": sí, cuando me entero de que alguien ha muerto aplastado por un edificio, arrastrado por una tsunami, tiritando de frío y abandono (como las víctimas del Hospital Psiquiátrico de La Habana a principios de enero) o bajo las ruedas de un accidente —en la televisión o en los blogs que leo—, también me entristezco, aunque no los conozca ni sepa sus nombres.


Tal y como mencionó a raíz de la tragedia de Haití un amigo (cubano residente en la Isla) en su blog de temas amables — trayendo a colación la antiquísima y hermosa costumbre de los judíos que callan en señal de duelo y respeto por sus muertos y los familiares que le sobreviven—: a veces el mejor homenaje es guardar silencio.


Silencio, hágase, pues.




Haiku del misterio mayor

(Con audio en la voz del autor)


Sopla la vida

como hálito sutil

desde lo arcano.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




jueves, 25 de febrero de 2010

Sentencia

(Con audio en la voz del autor)


Para el Mayor Filiberto Hernández Luis, quien le negó el agua por 18 días a Orlando Zapata Tamayo mientras éste languidecía, enfermo, torturado y en huelga de hambre, hasta su muerte por falla renal el 23 de febrero de 2010. Usted no es un hombre; no es siquiera un animal... Usted, Mayor, es un asesino cobarde y asalariado por la dictadura más antigua y totalitaria del continente americano y como tal, deberá morir —cuando le llegue su hora—, sin perdón, sin paz y sin honra.



Al esbirro que negó

el agua

véngale

un océano de sedes

que reviente

sus riñones

en orinas

hasta la boca

para que no pueda

pedir

ni absolución

ni rescate

sino hincarse

y de bruces

maldecir

al tirano

que lo hizo

un ángel

oscuro

sin

misericordia

ni decencia

ni alma.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




miércoles, 24 de febrero de 2010

Haiku de la muerte omnipresente

(Con audio en la voz del autor)


Muerte que achica

muerte camina sola

muerte que vuela.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




martes, 23 de febrero de 2010

Pequeño homenaje póstumo a Orlando Zapata Tamayo

Tolero y perdono casi todo... menos la crueldad.


(Con audio en la voz del autor)



No te mató el hambre

sino el oprobio.

Pierde una madre

su hijo.

Acoge Cuba

otra entrega.

Se nutre

con tu nombre

la Historia:

Orlando Zapata Tamayo:

negro

acusador

y hermoso

frente al tirano

que tiembla...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




Haiku de la primavera en deshielo

(Con audio en la voz del autor)



Río en deshielo

sembrando primaveras

sobre el invierno.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)

(Puede apagar la música del blog si ésta interfiere con el audio)




lunes, 22 de febrero de 2010

Haiku de Domingo Puerta

A mi amigo de Me Queda la Palabra, sin ser necesario decir más...


(Con audio en la voz del autor)



Joven Domingo:

relevo y pauta frescos

antorcha en mano.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)

(Puede apagar la música del blog si ésta interfiere con el audio)




Haiku de la burbuja ascendente

(Con audio en la voz del autor)



Magia sutil

de alada iridiscencia:

perla del aire.


(Activate if you wish to listen to this poem in the voice of its author)

(You can turn blog music off if it interferes with the audio)




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.