jueves, 10 de junio de 2010

Cubaneando

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


Rizados

—como africanos—

tiene cabellos el mar:

líquida marejada de crespos

—pasa azul que bailando

se agita—.


Tiene mi Isla

los ojos

del color de la palma

la sonrisa amplia y soleada

como la áurea curva de un plátano

y la entraña parida de pueblos pesqueros

y de penínsulas que fugitivas

buscan alivio en el mar que las penetra.


Tiene mi Cuba cuerpo de mulata:

cintura fina y trasero empinado de Sierra Maestra

cara de puta blanca en una Habana

que sin dar más, aún se revela

impúdica y hermosa como una cortesana

de excesivos trasnoches y despatarrada entrepierna.


Tiene mi tierra hombres

erectos y flexibles como la caña

y mujeres que llueven —suspendidas—

en la fertilidad del subsuelo

pechos redondos como cocos —o como perlas de cobre—

penes —como delfines—

ensartando sortijas de agua.

Es mi Isla un animal

que pulsando

se desplaza

—aguamala a la deriva por dentro

y por debajo de los cuerpos—

insidiosamente amante

rabiosamente invisible

como un veneno que codifica

en coágulos seculares

la espera...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Pedro F. Báez-May 2010



Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.