lunes, 9 de noviembre de 2009

Camagüey



La Habana me vio nacer y me dio de mamar. Camagüey me puso barbas en el pecho, la cara y el pubis y me inició en los misterios de la adolescencia...


Cuando tenía diez años

Camagüey vino a mí

con su linaje de tinajones

y llanos verdes.


Camagüey de tejas rojas.

Camagüey.

Camagüey de sangre pura.

Camagüey.


Vino a mí

y me entregó su alma

alma de ropa fina

alma de Camagüey.


Los adoquines de antaño

tus mujeres, Camagüey.

Camagüey de faldas blancas,

buen amigo, Camagüey.


La catedral que en el parque

mantenía su altivez

es la imagen de tu orgullo,

orgulloso Camagüey.


Me entregaste tus callejas

y en tus callejas hallé

la esencia de tiempos viejos,

viejo amigo, Camagüey.


En cada esquina que pase

si vuelvo allá alguna vez

habrá un sello de mi vida

de mi estancia en Camagüey.


Ahora que estamos lejos

y mis ojos no te ven

yo te llevo en mis recuerdos

fiel amigo, Camagüey.




XX Aniversario de la Caída del Muro de Berlín


1989 - 2009



Capricho de La Habana



A mi ciudad querida, a la que no renuncio


Mujer de puerto.

Vieja moza recostada

al otro lado de la bahía.


Dedos infinitos

cuentan campanarios

(cúpulas de viento)

colgados

del azul

—patas de gallo,

y saetas sin arquero

que persiguen

pretéritas

extemporáneas

invisibles

solemnidades—.


Corona es

tu antillano fuero:

marino abrazo

ciñendo

tu talle

caribe y rebelde;

marisma sensual

de soles reventados

en noches

de una sola estrella

poseída

negligente

obsesa;

besando

el agua de indiferencias

que suben

a tu garganta

de obcecada

delirante espuma

saturada de brea

y yodado perfume

de algas descompuestas.


Mujer de puerto.

Habana insomne.

Vieja moza recostada

al otro lado

de mis recuerdos.




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.