viernes, 16 de abril de 2010

Cristo de los Grandes Atributos



Foto tomada de El Mundo, España


Según reporta el diario español El Mundo, se ha desatado una controversia en torno a la pintura de un crucifijo que supuestamente muestra las grandes dotes sexuales de Jesucristo. Yo pienso que fue la intención del pintor marcar los músculos torácico-abdominales para acentuar las costillas y el hueco del estómago. Hay quienes ven otra cosa y la veo yo también, pero me pregunto:


1) Jesús fue hombre y hebreo, carpintero por demás. No creo que el Cristo escuálido que vemos a menudo sea la verdadera representación del Cristo histórico. Entonces es factible que el Jesús-Hombre tuvo un admirable aparato genital.


2) Si seguimos los preceptos de la fe cristiana, sobre todo la católica, que nos inculca los misterios de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) no queda más remedio que aceptar que con tanto macho adentro, Cristo tiene que haber sido un varón de divinidad superdotada, si partimos de la premisa que estamos hechos a imagen de Dios Creador.


3) Si como dicen los cristianos protestantes, Jesús y Dios son una misma cosa, entonces, no queda duda: Debe tener Cristo el Pene más grande del Universo.


¿Cuál es, entonces, el escándalo y la controversia?


Cuestión de lógica y de fe, sin faltar el respeto...




Breve poema con llanto a un amor imposible

(Con audio en la voz del autor)


Foto © Orlando Luis Pardo Lazo

("Bandera ballet")

Tomada de Boring Home Utopics


Cuba:

de mis amores

el más antiguo

el más constante

el más ideal

el más dolido.


Cuba: te llevo

en mis sueños

y en la herida

sangrante

que ahueca

mi pecho...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.