martes, 17 de noviembre de 2009

Mea culpa



La muerte del más simple ser viviente es una tragedia, no importa lo absurda o inútil que parezca su existencia a nuestros ojos; máxime, cuando esa muerte fue de mano propia en un acto irreflexivo de inexplicable e imperdonable crueldad. Esto sucedió en mi temprana juventud, pero juro que veo en sueños el pez diminuto y feo y lloro desolado por la crueldad de mi acción. Dios y el pez me perdonen algún día. Mi arrepentimiento y mi dolor son sinceros...


Crimen

impune

que me acosa

en la alucinante

evanescencia

de los sueños:

el pez

que por solo

y feo

me molestaba

nada en mis noches

como un líquido

espectro

mirándome

a los ojos

con los suyos

glaucos y tristes

preguntando

por qué aborté

en aguas

de vórtice

sin remedio

su compañía

drenada

en el sanitario

que fue

su tumba.




Desolation by wind



Winds sweeping

upwards

turning onto themselves

in curving,

vortex-like motion

parallel

to the sobbing earth

that seems

to plead for mercy

in whispers of dust

and howling whirlpools

of autumn-battered

burgundy-red

and golden leaves.


The kneeling trees

resist

the serfdom

of furious

flagellant wind

and all the while

the limpidly luminous

sky

beams its cloudless

reddish grace

upon the majestically

desolate

landscape

reminiscent

of an alien

world.




Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.