sábado, 6 de febrero de 2010

Nocturno de la nostalgia hecha sombra

(Con audio en la voz del autor)


Empapado

de arcanos atavismos

me escudo del agua

empotrándome

—como una sombra más

de la noche insolente—

contra las paredes

que cinéticas se agitan

a mi tránsito

en silente protesta incorpórea

reminiscente

del susurro de yertas

catacumbas

nubladas de muerte

y de periódico insomnio.


Levitan

las calles altivas

manchadas de lluvia

en la selva incoherente

de pretéritos

alargados

hiperbólicos pasos

inexistentes

que delataron

—en antiquísimo charco

de imprecaciones—

su deseo ferviente

de

celeridad

advenimiento

y refugio.


Yo

—hijo incestuoso

de la nulidad

con la nada—

dejo vagar

mi sombra:

que sea pasto

y consuelo

de las arañas

que sigilosas

acechan

desde las esquinas

junto a las carcomas

y los grillos malhumorados

de viejos pórticos

—predecible, estilizada

sombra

de antiguas certezas

e incandescente,

febril duda

colgada de mis sienes

como corona irrefutable

de blanquísimas,

amputadas magnolias—.


Mis pasos

son

el eco inminente

de una memoria

atomizada

y escupida al cielo.


Calle abajo

imposta

el silencio

su inconfundible

aria

de repetida calma...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)




3 comentarios:

Motivaciones en azul dijo...

Muy buena poesía y en tu voz es una joyita. Felicitaciones.

María

Sombragris dijo...

Con una música espléndida de fondo...genial en la concepción y en el recitado.Otro abrazo y no me canso.

Gustavo Calderón dijo...

Pedro, Un gusto y placer a la vez conocer tu casa. Agradezco enormemente la deferencia que has tenido en visitarme. Lo que más he disfrutado ha sido escuchar lo poemas de tu propia voz, ya que así se establece una real apreciación de las inflexiones del poema.
Un abrazo a la distancia.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.