viernes, 19 de febrero de 2010

Profecía

A un mes y siete días de la tragedia que ya tantos olvidan...


(Con audio en la voz del autor)



Peor

que

todo

cuanto dicen.


Peor

que lo

ya

no

mostrado

por las cámaras

cada vez más

lejanas

desinteresadas

inconstantes.


Peor

que un purgatorio

o la antesala

de una pesadilla.


Así

se deslíe

Haití

en la mente

falaz

que todo lo olvida

que todo

lo quiere olvidar

para no verse

en cada una

de las miserias

que aquejan

esta dicotomía

maniqueísta

de manido carnaval

y manso duelo.


Culos

que se mueven

en Río

y cadáveres

reventándose

en Port-au-Prince...


¿Y qué más

da

si ambos

apestan

de trópico

de exotismo

de utilitaria función

condenada

a la excreta?


Mundo

atollado

en pantano

de heces.


Haití

es

preludio

de lo que

vendrá.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)

(Puede apagar la música del blog si ésta interfiere con el audio)




2 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Me encanta esta reflexión y la comparto. Todo es una hipocresía .Y una falsedad. Esto tiene que cambiar o acabar de alguna manera. Pero esto ya no puede llamarse humanidad. Un abrazo

Pedro F. Báez dijo...

Una vez más, de acuerdo, Milagros. ¡Me indigna tanto como se manipulan y se presentan las cosas en el mundo de hoy! Besos grandes para ti.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.