martes, 9 de marzo de 2010

Breve monólogo con el gris y la tarde

(Con audio en la voz del autor)



Llega de nuevo

el gris

a posarse

sobre mi hombro.


Susurra al oído.

No digo nada.


Lo dicho

debe haber sido

— intuitivamente —

triste.


Bostezo en repeticiones mientras

levito

en la calle

que en más grises

confunde

asfalto y aceras con cielo

y cielo

con urgencia

de reprimido llanto

que amenaza lluvia.


No lloro

porque sea hombre

sino

por niña cobardía...


Temo llorar y ahogarme

en el caudal

de mi llanto...


Temo

asfixiarme

— irremediablemente —

en el gris

que severo

vigila.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)



4 comentarios:

Domingo dijo...

¡Ay, amigo Pedro! Estás en Los Ángeles, pero escuchando tu voz prodigiosa te siento como si estuvieras en la silla de enfrente. Qué bien haces los giros, las impostaciones, los tonos y los requiebros. Hasta me he asustado y todo con ese potente "temo llorar y ahogarme...". Maravilloso sobresalto. :)

Pedro F. Báez dijo...

¡Ay, Domingo querido! ¡Siempre la palabra amable y el buen carácter que levanta los ánimos de un muerto! A veces las cosas salen bien sin casi esfuerzo, y es cuando nos salen realmente del alma, sin dramatismos ni cursilerías... Te abrazo y te digo que me place que te haya gustado el poema y que te agrade mi voz.

Anouna dijo...

Así, exactamente así, es como me siento en días grises. También se me hace dificil distinguir el suelo con el cielo, y lloro no por ser mujer, sino por niña cobardía, como tú bien lo expresas. Prefiero eso, antes que asfixiarme.

Bello, muy bello, real como la vida misma.

Un abrazo enorme,
Anouna

Pedro F. Báez dijo...

Mi estimada Anouna, ¡qué alegría saber que estás bien y qué alegría tenerte por esta Isla! Espero que de alguna manera las cosas estén regresando a algún grado de "normalidad" para todas las personas y áreas afectadas en Chile. Y sí, a veces uno se siente como si quisiera explotar o ahogarse dentro de uno mismo... En esos días, mejor llorar... Te abrazo y te espero siempre.

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.