miércoles, 21 de abril de 2010

Breve nocturno con beso de luna

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


Danza en la luna

el amago de un beso:

pies de nube

brazos de estrella

labios de lluvia

—lengua de viento

que todo lo abarca—:

toca mi cuerpo

platea mi risa

besa

mi sombra

que de penumbras

llora.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




7 comentarios:

Anouna dijo...

Verla a ella reflejada en la Luna, ver sus besos, sus pies, su abrazo; soñarla, sentirla, amarla en su ausencia presente, es algo que duele y la vez alivia.

Pedro hay mucha sensibilidad en todo lo que escribes, me gusta mucho tu forma de expresar sentimientos.

Te leo todas las entradas en Reader de Gmail. No siempre he podido entrar a tu página, se me hace muy dificil que cargue, luego para comentar, no sé si es mi ordenador o qué...pero te leo, eso quería decirte. Igual haré los intentos, soy muy porfiada. jjejejejejjej

Besos,
Anouna

Domingo dijo...

Qué sería de los poetas sin la noche y sin la luna, cómplices irrenunciables a la hora de parir versos tan hermosos como los que hoy nos regalas, amigo Pedro.

Suso dijo...

Amigo Pedro, realmente hermoso. me encanta ese mezclar de sentimientos recurriendo a elementos de la naturaleza. Un fuerte abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

Bella conjunción poética del universo circundante con aquel interno y cuya materia es la risa y la lágrima, a veces conviviendo extrañamente. Un abrazo mi amigo.

Rodolfo Cuevas dijo...

A PEDRO F. BÁEZ, CON CARIÑO

Eres, Pedro, un gran guerrero,
de esos de armas a tomar,
y el laurel con que hoy me honras
te lo quiero retornar;

agradezco, Pedro hermano,
ese gesto tan sincero
de dedicarme un poema,
cual un gentil caballero.

Te hago llegar mis saludos,
desde aquí de mi Quisqueya,
y junto a ti grito alto:
«¡Qué viva Cuba, la bella!».

Ruego al Supremo Creador,
con gratitud y humildad,
que por siempre nos cobije
nuestra antillana amistad.

Doy gracias por nuestro encuentro,
hijos somos del Caribe
y espero sinceramente que esa flama,
que hoy nos une, siempre en nosotros se avive...

Autor: Rodolfo Cuevas©: 21/04/2010;
todos los derechos reservados, Ley 65-00.

P.D.
Precioso poema éste que acabo de leer aquí: «Breve nocturno con beso de luna».
Un gran abrazo, para ti hermano antillano.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Otro hermoso poema que denota tu sensibilidad a flor de piel y tu exquisito gusto. Ha sido un placer leerlo y un placer aún mayor escucharlo declamado por tu bien timbrada voz. Otro beso.

Pedro F. Báez dijo...

A todos mis apreciados y respetados amigos que me visitan: GRACIAS mil por sus comentarios y por ser tan gentiles y prodigarme sus deferencias.

Contigo, Rodolfo, tengo que en este momento ser un poquito más especial, pues haz respondido a mi poema con otro que deseo agradecerte profunda y sinceramente. Hasta la muerte, hermano. Así es como único se es amigo. Te abrazo y te llevo en mi pecho.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.