lunes, 13 de septiembre de 2010

Haiku para Marian Gardi

(Con audio en la voz del autor)


A Marian Gardi, tendiendo puentes, de manos de un ángel


Photobucket


He aquí mi mano:

colores nuevos para

que veas claro.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



5 comentarios:

M. Angel dijo...

Hola Pedro, bonito Haiku, así como la dedicación

Placer saludarte
Abrazo
M. Ángel

Javier dijo...

Dices tanto con tan pocas palabras... Es fantástico.

Abrazos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hermoso haiku, mi querido Pedro, hermoso regalo recibe Marian. Y escucharlo en tu voz es todo un deleite para los sentidos. Veo que también has cambiado el look a tu precioso blog, ahora sobre tu isla se cierne una noche estrellada y mágica, donde el amor por la vida se torna poesía de tu mano y de tus labios. Y, cambiando de tema, te agradezco infinitamente los bellísimos comentarios que me dedicas, me vas a estropear, jaja o como mínimo a sacar los colores, sólo soy una mera principiante en este arte y en otros, pero aprendo mucho de poetas de tu valía y de tu talla, aunque no sólo eres un poeta genial, sino también un ser humano maravilloso. Es un placer gozar de tu amistad y de tu compañía, no importa la distancia, importa la calidez y la calidad humana. Recibe un beso muy muy fuerte, mi muy querido amigo.

Roger Rivero dijo...

Una hermosa metáfora hecha haiku, logra su efecto. He disfrutado la lectura mi amigo.

MarianGardi dijo...

Hola Pedro, hermosa voz.
Mil gracias por tu haiku.
De los colores el que mas me gusta es el blanco, sobre todo para el blog, no me gustan negros ni recargados.
Espero ver mejor ahora tu blog que antes era ilegible.
Me comento Milagros que habías hecho algo para mi, vine y lo busque y no lo encontré.
Si me hubieses avisado habria venido antes.
Hoy mirando mi nombre en Google, mira por donde salio tu haiku.
Gracias y un abrazo

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.