viernes, 15 de octubre de 2010

Breve diálogo-monólogo en el umbral de los reflejos

(Con audio en la voz del autor)


— ¿Por qué

grávidas sucumben

las facciones

que contemplo?


¿Qué las hace

despeñarse

desde mis sienes

al suelo?


— Quizás caducó

su fecha

ya herrumbrosa

en los espejos.


Tal vez

se mecen suicidas

en las espiras

del tiempo...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



9 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Que no, mi niño, que no...que estás muy guapo y la gravedad no puede contigo!!!

Sólo es culpa de ese espejo: ni lo mires. Mírate sólo a ti, mi Pedro bello.

Taty Cascada dijo...

Pedro querido:
A todos nos sucede, pero ¡vamos! lo que jamás podrá la gravedad bajar, es nuestro amor por la vida y los versos...Por suerte el amor, está más allá de ojeras, canas, arrugas.
Un abrazo a tu islita virtual.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, mi hermano querido:
Y ánimo, ignora los reflejos que te envían esos espejos, pues hay cosas que sólo se consiguen con un poco de experiencia y que en la mocedad no se pueden lograr. Una de ellas, por ejemplo: Escribir poema tan sesudo como éste. Me encantó este breve monólogo.
Abrazos muy fraternos, Pedro querido.

Roger Rivero dijo...

Los poetas no tenemos edad, o sexo, aparte que apenas empiezas a vivir, todos los días son una aventura en el tiempo, y eres muy guapo y especial, y ya, mira que no me gusta alabar a los varones. Sin embargo el poema, que es a lo que vamos, es una preciosidad como todo lo que haces con ese buen gusto y originalidad, un abrazo hermanito y Dios te bendiga por ser como eres, porque si te cambiaran ya no te querría igual, buen finde!!!

MiLaGroS dijo...

Seguro que tienes el espejpo empañado del calor que desprendes
y no te ves bien.

Oye, esto me ha salido un poco atrevido ¿ No?. Es que a ciertos años se pierde hasta la verguenza. Besos guapetón que estás muy buenorro aún. .

MiLaGroS dijo...

Seguro que tienes el espejpo empañado del calor que desprendes
y no te ves bien.

Oye, esto me ha salido un poco atrevido ¿ No?. Es que a ciertos años se pierde hasta la verguenza. Besos guapetón que estás muy buenorro aún. .

María dijo...

Siempre hay un por qué, pero junto a él, suele haber también una respuesta. De momento tú no tienes por que preocuparte. :-) Un abrazo.

P.D. Me encanta ese rumor de olas muríendo en la orilla.

Leonel dijo...

Hey, muchacho, es que te has equivoca'o, el espejo no sirve para mirarse dentro, allí sigues siendo el niño que corria descalzo el adoquín viejo y habanero(o quizás tinajero), eso no hay quien lo cambie... allí la gravedad no llega.
Un abrazo, amigo mío.
Leo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

El tiempo es ese malhechor implacable que termina con todo, hasta con lo más bello. Pero tú, mi muy querido amigo, luces muy hermoso, contigo todavía le queda mucha tarea para poder estropear lo que la naturaleza te regaló. Quizás algún día pueda, pero para eso aún queda... Mientras, sigamos apurando los días de vino y rosas...

Y otro millar de besooooossssssssssss

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.