domingo, 19 de diciembre de 2010

Progresión inexorable de la alquimia

(Con audio en la voz del autor)


PhotobucketPhotobucketPhotobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Llueven ayeres y memorias anegadas

esta tarde

apenas esbozada

en los ojos que de tanto escudriñar

se evaporan.


Pace el silencio

en el brillo de los charcos

y en la aleación de oro y fango

de hojas fracturadas

por la meteórica

sociopática insistencia del cielo

que impasible

se mea

en la cara del tiempo.


El tiempo

empapado de liturgias

hace abluciones con tardío empeño

tras la silueta erecta y masculina de la tarde

— tímida

vulnerable

mariconamente teñido de grises —

en furtivas

intermitentes

pálidas fulguraciones

de satinada sombra

que en vestigios persiste

aferrada al rostro obliterado de la melancolía

en cuadrículas de quirúrgica

cosmética urgencia

que presagia ocasos de piel

sin reincidencia posible.


Sobre reflexión de vidrio

gotea a la inversa el alero

delineado en viejos óxidos

en ramas que penden

y parecen esfumarse

en un pájaro

aterido y emplumado de aguas

que pisciforme se desliza

en vuelo de insondables

transparentes latitudes

hasta el piso.


Sucede así la sublimación del sentido:

transmutación alquímica

de minutos sensatos en horas alucinatorias

en decantación filosofal e inequívoca

de lo arcanamente posible

en elíxir de plausibles

galvanizadas dendritas:

revelación de que

estamos

inapelablemente

solos...


Photobucket

Photobucket



11 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

¿Estás dentro de mí?

Llueve, Pedro.

Y la lluvia hace mestizaje
con las hojas muertas
de los últimos días de otoño.

Los charcos son el continente
de todos los colores de la tierra.

Se oyen los cánticos
de una iglesia cercana.

Y llega el rayo que atraviesa,
la certeza de una migraña,
que asevera lo que intuye
el alma:

estamos
inapelablemente
solos...


Gracias por SER y por ESTAR, amigo queridísimo.

Isolda dijo...

Cómo puedo expresar algo ante tu poema y tras los versos de Amelia...
Siento la estrofa final como si saliera de mi corazón, aunque nunca podría plasmarla como tú, querido Pedro. Es una delicia tu poema de lluvia y de nostalgia.
Besos de sol y revelaciones. Es mejor jugar con ventaja, amigo.

Isaac M.A. dijo...

Despúes de leer los comentarios anteriores ya no se que decir. Simplemente puedo decir que me agrada su trabajo y que este poema me atrapó.

angelcifu dijo...

Terrible, terroríficamente bello y ciertamente plausible. Me rindo a sus palabras, elixir de realidades sostenibles.

MiLaGroS dijo...

Pedro, cada vez escribes mejor puñetero. Te voy a fabricar un altar y me voy a dedicar a ofrendas a oración y a penitencias
para conseguir tu favor de Dios de los versos. Un abrazo que se me va la olla.

Paloma Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma Corrales dijo...

Crecen tus versos en reflexiones maceradas para llegar a esa estrofa final que culmina simplificando la complejidad, casi como una inevitable e ineludible setencia (la de las verdades absolutas, ciertamente estamos solos, solísimos).

Besazo.

Amilcar Blanco dijo...

¡Gran poema, original y potente! El tiempo, ¿cómo transfundirlo y presentarlo con lo cotidiano, con la caida en el mundo de la que habla Heidegger? Así, como en este poema.¡Feliz navidad, Pedro y felices poemas como éste!

PRINTOVA dijo...

Ajena a mi voluntad, ciertos problemas con el ordenador me han impedido acceder a dos de mis blog, El Grito de Printova y Nubes de Cristal, al igual que a mi correo. Viendo que la cosa se alarga, y tras todos los comentarios que tengo en El Grito, venía para decirte que no me he esfumado, pero no tengo forma de acceder para poder comentar o subir entradas, por el momento, hasta que se solucione este problemón. Desde un ordenador amigo me han brindado la oportunidad de poder comunicarme para explicarlo y como no me gusta abusar he escrito este mensaje por igual para todos quienes me dejasteis comentarios en la última entrada, ya que no me gusta dejaros un mensaje copiado y pegado por igual, me agrada mejor personalizar cada uno, pero este no me queda más remedio.
Aprovecho para desearte unas Felices Fiestas de Navidad y que el Año Nuevo 2011 te traiga mucha salud y un montón de sueños por realizar. Espero poder tener la oportunidad en breve de poder acceder desde El Grito, mientras tanto, espero que no me olvidéis.
Un enorme besote de Printova.

guímel dijo...

Feliz Natal e um 2011 repleto de Felicidades.

Bjsss

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Toda una joya este poema tuyo, las palabras fluyen engarzadas en el áureo resplandor de esa tarde de erecto y masculino perfil y los recuerdos del ayer nos desvelan la única realidad posible y plausible, la de nuestra soledad...

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.