jueves, 16 de diciembre de 2010

Preludio-epílogo militante al haiku de la exquisita mierda

(Con audio en la voz del autor)


Nota aclaratoria 9 horas después de haber publicado el poema: un comentario honesto y amable de mi querida amiga Isolda me lleva a hacer esta aclaración: la palabra "mierda" utilizada en el título y en el haiku que forma parte del poema principal está empleada en su acepción coloquial de "basura", "desecho", "desperdicio", "trash" y no de "excremento". Es un poema de irónica reflexión y protesta ante el acto rutinario y casi inocente de generar y botar basura a diario mientras el mundo, el planeta, se ahoga en desperdicios de toda índole. Gracias.


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


... sobre todo fungimos

como putrefacción del desperdicio:

toneladas adscritas al per cápita

colectivista de lo amorfo

en el día a día alquilado

de eurodolarizado, chiniquitado

indostánico y no-alineado consumismo

(¡casuística ilógica de lo global-maravilloso!)

impulsados

al no-raciocinio

al no-racionamiento

al acéfalo, ridículo papelazo de vectores inconscientes

(Occioriente

cada vez más agreste y destartalado

que desfila antibiótico e intoxicado de desaciertos

por las pasarelas desde Beijing hasta Ottawa).


Combatimos

contra todo hálito

que habite sin saberlo

espejos empañados de clorofila

o se canonice

— espléndido y consagrado rito de la albúmina—

en catedrales de carbono

que repercuten con eco lejano

las letanías y los soliloquios de la hemoglobina

fosilizados en el vicio inalterable

de oficiar masturbaciones cíclicamente alveolares

en la continua y escandalosa

combustión incestuosa del oxigeno.


Se impone entonces

el haiku asimétrico de las plastas proterozóicas...

para las amables, desechables

respetadas inmundicias pluralistas:


¿Qué es nuestra mierda

sino un estado alterno

de la materia?


Y ya evacuado el aforismo — lacónicamente genuflexo —

pasa estruendoso el camión de los suicidios

que en eutanasia de escombros

se aleja masticando

— aséptico y sicalípticamente promiscuo—

la estética y acicalada fetidez

de todo cuanto hoy

(sin apelación ni recurso)

hemos definitvamente desterrado

de nuestra apacible

e irrefutable podredumbre.


Photobucket

Photobucket



11 comentarios:

Isolda dijo...

Querido Pedro, amigo; hoy tan sólo te agradezco la felicitación que nos envías. No puedo decirte que me gusta tu poema, porque te mentiría y no acostumbro. Te quiero tierno, dulce, rabioso, irónico, triste, pero no así. Ya sé que tu sarcasmo está por encima de todo, pero aunque tus metáforas siempre son bellas, el tema en sí me repele. Ya sabes que sólo opino, tu sitio es tuyo y tú decides. Pese al regaño, siempre te leeré, porque ya te pegaste a mi piel.
Besos volanderos hasta tu sur.

Pedro F. Báez dijo...

Isolda, amiga querida, tu comentario me alerta sobre algo en lo que no había pensado cuando escribí el poema: que se tomara literalmente la palabra "mierda" por su acepción de "excremento, desecho humano". Te pido disculpas y pido disculpas a todo el que pueda haberlo leído e interpretado de esta forma, porque sinceramente, la ambigüedad del término se presta a ello, pero no fue hecho esta vez con intención, sino que simplemente, no pensé en ello inicialmente. Cuando digo "mierda", me refiero a la basura, a los desperdicios, al "trash" diario que botamos por latones y bolsas repletos y que está ahogando al planeta. Voy a colgar una nota aclaratoria, para evitar confusiones. De nuevo, mis disculpas por no haber pensado en ello antes. Te agradezco que me quieras tanto como para decir lo que piensas y me alegra que conmigo te sientas cómoda como para discrepar y disentir, que es la esencia de toda sólida y respetuosa amistad, cuando hay bases para ello. Un fuerte abrazo y muchos besos.

Isolda dijo...

Eso te honra, Pedro y hasta parece que llega aroma de rosas, junto al murmullo de mar, jaja.
Eres un encanto y te envío sacos de besos, no los vayas a tirar a la basura!

Pedro F. Báez dijo...

Jamás tiro besos tan lindos y tan generosamente prodigados a la basura. Eso sería un sacrilegio. Después de todo, no somos tan "mierda", jajajaja. Un abrazo, querida mía. No tenías que regresar, pero se te agradece y se te premia con más besos soplados en dirección tuya.

Nosferatu dijo...

Asi es, bellas palabras. No conocia este blog, vendre mas seguido

Leonel dijo...

Tienen fuerza tus versos, me arrastran, me convencen, y es imposible no compartir esta causa. Te entiendo perfectamente porque aquí sucede muy parecido, y es que la basura se ha globalizado, como dices en tus versos, genuinos y llenos de ese lenguaje estudiado donde no queda nada dicho por decir.
Un fuerte abrazo.
Leo

Paloma Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma Corrales dijo...

Pedro, he leído el poema varias veces y sinceramente no creo que fuera necesaria la nota aclaratoria, se entiende prefectamente como utilizas la palabra mierda (el poema la admitía). A mí me parece que tiene mucha fuerza y que consigues centrar la atención justamente en el meollo. Sabes muy bien manejar el lenguaje.

Besazo.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Queridísimo Pedro! me encanta !!!! es brutal y llega como debe, a mí no me sobra ni medio espacio ni media coma, ni me agrede ninguna palabra se integra perfecto en el mensaje (es mi opinión claro)

Eres la bomba y se te quiere montones


Besicos por mil quinientos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ufff, my god! Me dejas anonadada con tal profusión de vocablos, casi que no he podido ni asimilarlos, niño mío, y luego dicen que yo soy barroca, jajaja.

Y es que tu poema nos lleva a imaginar esas miríadas de toneladas de basuras y desperdicios que generamos a diario, creo que el barroquismo es ilustrativo, nos provoca sensación de saturación, la misma que quieres infundir en el lector cuando reflexione sobr el tema. Bueno, eso creo, aunque quizás me equivoque...Lo que sí que la palabra mierda, incluso aunque significase excremento, yo tampoco la veo mal ni fuera de contexto.

Senovilla dijo...

Decía un sabio que a los humanos se les mide por la cantidad y calidad de sus amistades, tengo la fortuna de que formes parte de mi entorno.

Te deseo una Feliz Navidad en compañía de los tuyos y que tus sueños se cumplan siempre.

Un abrazo

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.