lunes, 10 de enero de 2011

Dúo-haiku cesurado con puente sobre los excesos

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Decir con poco

lo que otros martillean

con demasía


es entregarse

a dar golpes al clavo

con el cerebro.



Photobucket

Photobucket



13 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Es repetirse en lo mismo, que poco originales.

Toda la razón en tu escrito.

Un enorme abrazo!!

Domingo dijo...

El cerebro adquiere más adiposidades que nuestro abdomen, así que más nos vale ejercitarlo.

Isolda dijo...

Me encató este dúo haiku con cesura y además, es tan verdad como mis besos para tí, en la forma que prefieras.

Leonel dijo...

Imagen certera y eficaz, nunca una voz tan breve logró decir tanto, a pesar de las censuras...
Otro abrazo muy fuerte.
Leo

angelcifu dijo...

tomo nota, a ver si aprendo...
gracias por contar conmigo.

Amelia Díaz dijo...

Cuidado con tu cerebro, mi niño, que lo necesitas al 100% ahora mismito para ganarle a ese libro.

Un besazazo, mi poeta bello.

José Baena dijo...

Te deseo aciertes en el centro mismo de la cabeza del clavo. Y lo dejes seco con ese certero golpe. De mano. De verbo. Hasta de intenciones. Un fuerte abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Uff. ¡¡Que imagen más dura!!Pensarla me ha dolido.
Pedro, te deseo que tengas una muy buena semana.

Anouna dijo...

Debo aprender de lo breve y bueno, para no ser una continuidad que martillea.

Hay que cuidar mucho el cerebro, tanto como el corazón. Que gran acierto este poema!

Muchos Besos, que tengas un 2011 enteramente éxitoso.
Anouna

Clara Schoenborn dijo...

Mi querido Pedro: yo soy eterna buscadora de la brevedad, por eso creo que la imagen que has escrito es totalmente cierta. Además de lo que dices, creo que hay que acertarle al clavo con dos o tres golpes nada más. Un abrazo amigo querido.

Charo Bustos Cruz dijo...

Mi dulce Pedro...una vez mas, perdida en tu isla y atrapada en tus letras...
Tu haiku, en éste caso...tan certero, mi niño...

UN BESO Y UN ABRAZO PARA TI...

~Charo Bustos~

Amilcar Blanco dijo...

Esto es una gran verdad, Pedro, y nos lastimamos cuando lo conseguimos, no? Aún cuando esa lastimadura del alma nos deje un poco más frágiles o más trémulos por sentirnos tan indefensos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Profundo y reflexivo tu kaiku doble, Pedrico mío. Y ya sé el porqué de que no hubiese visto el otro día tu reproductor y diese con el de la voz mecanizada, es que ahora está bajo la foto y creo que antes estaba más abajo, ¿no?

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.