sábado, 8 de enero de 2011

Reina de La Habana

(Con audio en la voz del autor y música de fondo)


Hoy llegaría mi madre a la edad de 77 años.

Para ella, por su cumpleaños in absentia, este poema.


Photobucket



(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Tu majestad, madre

me ennoblece.


Sigo siendo

el caballero de tus sueños

el niño de tus entrañas

el milagro que un día

tocó

a la puerta

de tu entrepierna.


Soy ministro

y embajador de tu obra

paladín

de tu alteza

albacea

de tu recuerdo

heredero

de tu entraña

de tu crianza

de tu unicidad excepcional

e inconfundible.


Te siento llegar

menuda y tintineante

cada letra

de tu nombre

colgada

a la arista

de alguna estrella

rota

desgajada en luces...

¡Tu frente

— coronada de albas—

es nebulosa y vivero

donde se gestan

nuevos planteas!


Photobucket

Photobucket



14 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

mi niño que bellisimo homenaje le haces a tu madre, ella donde esté te mandara un beso y una caricia y se sentira feliz y orgullosa por ese gran hijo que tiene, de tal madre tal hijo, un besin de esta asturiana que para ella es un placer leerte.

Leonel dijo...

Precioso Poema, Pedro, quien puede ser más reina que una madre, la única capaz de sacrificar todo por sus hijos. Leerlo y escucharlo hace sentir a flor de piel emoción y sentimientos.
Gracias, mi hermano.
Un abrazo fuerte.
Leo

Mery Larrinua dijo...

Pedro, que hermoso poema a tu madre!!! Felcidades a ella, que desde "alla" esta contigo y efectivamente, orgullosa se ha de sentir!!!
un beso

Latino-Poemas dijo...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)

Amilcar Blanco dijo...

¡Qué hermoso poema a tu madre, Pedro! Qué delicadeza en la enumeración de tu tiempo con ella desde que llamas a su entrepierna!
Hay el brotar del intenso sentimiento de amor que abre en vos tu madre y ese sentimiento se me ha comunicado al leerlo y he pensado en mi madre que todavía vive a sus 82.- Mientras viva tu madre seguirá cumpliendo años dentro de ti en su ausencia.- Estamos más poblados de las queridas ausencias que de, a veces, las muchas estúpidas o banales presencias. Un enorme abrazo, querido amigo.

Elvira Daudet dijo...

Querido Pedro:
Al fin, gracias a Leo, puedo hablar directamente contigo en tu maravillosa isla.
Y qué suerte la mía que el primer poema tuyo que leo sea éste bellísimo dedicado a tu madre, lleno de admiracón, ternura y vigor. ¡Qué orgullosa estaría ella de ti, Pedro!, de tu talento y de tu sensibilidad.
Mil besos por el regalo inesperado de éste poema, que como madre me ha llegado directo al corazón.

Un fuerte abrazo y el deseo de que nos encontremos un día en tu paradisiaca isla, la más bella del mundo.
Elvira

Charcos dijo...

ay Pedro..... acabo de separarme de mi madre (ya sabes acaban las vacaciones y cada cual a su sitio) y me tocaste ese botón de la ausencia

precioso homenaje a tu madre dónde quiera que esté

besos cuatrocientos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

El poema es bellísimo, Pedro, un homenaje digno de la mujer que te dio la vida y que, por desgracia, ya no está con nosotros físicamente, pero vive en tu corazón, en tus recuerdos, en tus genes, en tu misma sangre... y me gustaría pensar que también en un mundo ultraterrenal, aunque ya sabes que no soy precisamente religiosa, pero sería hermoso que esta vida tuviese una continuidad.

Lo que sí que no sé qué me pasa con el audio, que ya no puedo escuchar tu voz como antes, y tampoco me sale la música de fondo, en su lugar escucho una voz mecanizada, no sé si es que he clicado en algún lugar raro o lo que me ha pasado...

Sea como sea, bellísimo, Pedro. Tu querida madre, si hoy hubiese podido cumplir años, le llevaría un añito a la mái, como ves, serían casi de la misma edad. ¡Qué emotivo que recuerdes todas esas fechas importantes para ella y para ti, eso da fe del buen hijo que has sido y aún eres.

Un beso enorme con todo mi cariño, tesoro!!!

Isolda dijo...

Mi querido Pedro, quién sabe? a lo mejor tu madre está leyendo tus versos. Por soñar que no quede.
Seguro que está orgullosa de su niño poeta.
Hoy, los besos, en su memoria.

MariluzGH dijo...

Sentido y magistral homenaje. Nunca se olvida a una madre :)

abrazos

Mariana dijo...

Pedro me has emocionado...sabes...creo que cuando escribes, dejas entrever sus huellas...sí...cómo ha sabido formar tu bella alma.
Cariños : Mariana

Mayde Molina dijo...

Muy lindo Pedro, precioso homenaje a tu querida madre, que me emocionó por completo.
Estoy segura de que debió ser una criatura fuerte y formidable y una madre hermosa y tierna... y en todos los sentidos de la vida de "Unicidad excepcional" tal como tú mismo describes.

Me emociona saber cómo la amas, cómo la revives en la entraña misma de tus versos.

Besos, qué estés muy bien!!

Laura Caro dijo...

Me ha llegado un montón tu poema. Normalmente escribes entregando el corazón, pero en este se siente que entregas corazón y medio.
Usas las palabras precisas y emociona leerte.
Un beso enorme.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ahora sí que lo he podido escuchar bien, ha quedado divino con la música más suavecita, porque ahora tu voz se escucha con todo ese énfasis que le pones, con esa fuerza de poeta enamorado de la vida misma y de la mujer que le dio la vida.

Y otro beso muy grande, chiquillo mío!!!!

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.