sábado, 5 de febrero de 2011

Protopoeta

(Con audio en la voz del autor y música de fondo)


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)


Aspiro a ser cardinal como aquellas tendederas

que hacen remolinos en su entorno sin acordarse de él

—ni transitándolo, siquiera—.


Cardinal hasta no sospechar

de qué punto

incierto y arruinado

procede el croquis de mi genoma.


Quiero ser de los páramos de Gales

de otra isla y no de aquélla que me muerde

y me rumia en el estómago

como una giardia entregada a la perenne orgía

de los paramecios

sin curación, ni radiografía ni erradicación posible

a lo Aedes Aegypti.


Seré entonces feliz acróbata

sucinta puta relegada a las masturbaciones

con que eyacula soberbia y repetidamente

el lupanar de la Historia

hecha ramera de los vencedores

—inequívocos multimillonarios dueños

del escroto del tiempo—...


Seré balsa en el sueño de los tiburones

mientras mi cuerpo de ánfora se hunde

tocando a las derruidas puertas de Atlantis

asido a las púbicas crines de caballos tan hermosos

como el pene del último hombre

que derramó su elixir sobre la tierra calcinada

mitigando su sed última sin vocablo ni alivio

suspendida como estaba de sus cuerdas vocales

como red sobre el abismo

de todas las astucias.


Ahogado entonces seré isla.


Isla irsuta de cocoteros y manglares meciéndose paradisíacos

en la ingle

cañaverales de acre, perfumada palidez en las axilas

cafetos en los montes deforestados y aquilinos de mis cejas

musgo rasgado de salitre

despeñándose

desde el acantilado de mi frente

hasta el foso donde una vez

tuvo la lengua

su trono de palabras.




Photobucket

Photobucket



13 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por deleitarnos como siempre con tu belleza , por algo te llaman el Embajador de la Poesía, y tambien te da las gracias por los trinos de los pajarinos que es un lujo para el alma. un besin muy muy grande y feliz fin de semana mi niño.

Suso dijo...

Excelente querido amigo, el último párrafo me fascina. Un gran abrazo y buen fin de semana.

Roger Rivero dijo...

Hey mi amigo aqui paso a dejar constancia de mi lectura, este es un poema mas kabalistico, te debates entre islas, pero te afirmas pleno, un abrazo y gracias por tus comentarios en mi blog que siempre son un honor. Te me cuidas!!!

Sherezade dijo...

¿ Sabes? Me parece buenísimo pero tengo que leerlo más despacio porque es muy profundo. Creo entender que por un lado reniegas de tu isla natal queriendo pertenecer a otros mundos, más luego percibo que, tras desiertos áridos y sufrimiento, consigues arribar a tu amada tierra, porque amar, la amas.
Mil estrellas de esperanza y alegría amigo
Sherezade

Luisa Navarrete dijo...

me desgarran tus versos querido Pedro, y de repente pienso aunque fueras a nacer en otra isla la rebautizarían Cuba ;)

Besicos montones

Leonel dijo...

Eres tú el trono de las palabras, Pedro, tú, que con tus palabras te creas nuevo, te renuevas y te haces isla, la isla que llevas/llevamos dentro, que nos duele desterrados, y quisiéramos reinventarnos otro nombre para que duela menos, pero siquiera así dejaría de doler.
Poema enorme, como enorme es el dolor que provoca sabernos desposeídos de la patria.
Un fuerte abrazo mi hermano.
Leo

Taty Cascada dijo...

Mi querido Pedro:
Hoy tus letras rondan desde la rabia y nostalgia que te provoca el destierro, -dolor que te induce a pensar no regresar, a desaparecer toda memoria-. Hasta reconocer que tu islita duele y que necesitas sus palmeras, su gente, sus añoranzas.

Poeta bello, grande, tienes la particularidad de ser un maravilloso ser humano, característica cada vez más y más escasa en la sociedad que vivimos.
Un abrazo amigo.

Rosana Martí dijo...

Hoy escribes como tu alma siente, y tu corazón late con la furia de un que sabe y entiende de letras.

Tienes un regalito en mi mundo de letras puedes pasar a recogerlo cuando gustes.

Te mando un fuerte abrazo con todo mi cariño y espero que tengas un bello día.

Isolda dijo...

Eres grande Pedro! Aunque quisieras, como repites, des-nortarte, no lo conseguirías. Tú eres la Isla, allá donde estés, como lo es Leo, como lo sois todos los de esta hégira dolorosísima del siglo XX. El poema es enorme y profundo; necesité varias lecturas para exprimirlo.
Mi ánimo y mis besos te acompañan.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Pedro hermano:
Acabo de leer aquí uno de los más grandiosos poemas que haya disfrutado jamás; gracias, querido hermano, por compartirlo con nosotros... agradezco también esas honrosas palabras vertidas, en cuanto a mí se refiere, en tu último comentario y visita a mi humilde espacio virtual.
Recibe, hermano del alma, mis más fraternales abrazos.

Gino dijo...

Es realmente un privilegio leer este poema
Los últimos versos son de una grandeza inigualable, y este
“Ahogado entonces seré isla. “
Sencillamente me estremeció.
Un abrazo desde el sur.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ese trono de palabras nos ha regalado un poema hermoso, sublime, excelso, como esa isla de cocoteros y manglares que forma ya parte de tu anatomía. La riqueza de tus versos, Pedrico mío, sólo es comparable a la riqueza de tu léxico y conforma una abigarrada red que transporta al lector oyente a un mundo donde quimera y realidad se funden formando un todo, un cosmos.

Me ha encantado, mi niño, te dejo un beso enorme y los buenos días, porque aquí son las 8,31 de la mañana, un horario en el que acostumbro a estar dormida, salvo hoy, que he recibido tus palabras ents que mi desayuno y qué bien me han dejado el cuerpo.

Amilcar Blanco dijo...

Cuántas veces he soñado con fundirme en la naturaleza y he elegido también mi paraje. En este excelso y sublime poema diseñado con la arrolladora visión de lo estético, como muy poca intromisión de lo eidético o intelectual, se rescata la honda intuición pánica de estar como un elemento más casi, sumido en el cosmos, en la naturaleza. Gran poema, Pedro. Un abrazo reverente, Maestro.

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.