martes, 19 de abril de 2011

Intimidades y Entornos XII




Photobucket

Photobucket



6 comentarios:

Isolda dijo...

¡Eres grande Pedro! Creo que todos los que sabemos algo de ti, estábamos seguros de que ésa será tu profesión y vocación. Pero hágame el favor de ponerse lentillas o lo que precise cuando quiera leernos algo, jaja.
Miles de besos transoceánicos.

Paloma Corrales dijo...

Como siempre cercano y encantador.

Beso y beso.

José Antonio del Pozo dijo...

Maravilloso blog, mi enhorabuena, señor. Transmite cercanía.
Saludos blogueros

Elvira Daudet dijo...

Mi consejero favorito:

¿Te he dicho, amigo, que eres extraordinario? Siempre dando un paso adelante en la comunicación, cada vez más próximo y entregado a los demás, tan generoso como brillante. Además, tienes una sonrisa encantadora.
Y ahora una crítica: es cierto que el hábito no hace al monje, pero, ¡por Dios, no vuelvas a salir con la camiseta de tirantes! Un poeta de tu delicadeza en camiseta de tirantes -símbolo del mal gusto- es una pura contradicción. Aceptala más que como crítica como un consejo maternal.
Besos
Elvira

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, Pedrico, qué guapo sales en el vídeo y qué natural!!! Y ahora además de poeta eres consejero, te brindas para ayudarnos a todos y yo sé que vales mucho para eso, porque a mí me has ayudado mucho con tus sabios consejos, por el medio que indicas, vía email.

Ay, chiquillo, la verdad es que viéndote en el vídeo con esa desenvoltura y ese desparpajo, parece que realmente estuvieses frente a nosotros dialogando en directo.

Sobre los espejuelos te diré que a partir de los 40 años casi todo el mundo los necesita y más si fuerza la vista con la lectura o el ordenador, es la llamada vista cansada o presbicia, que consiste em que el músculo del ojo se afloja y no enfoca bien, pero no es una enfermedad, sino un estado fisiológico. Yo también necesito gafas, aquí las llamamos así, para ver de cerca, y sino es que lo veo todo borroso.

Perdona mi demora en aparecer por tu espacio, mi niño, todavía ando de mudanza, de hecho la segunda fase la tengo programada para dentro de 15 días, este fin de semana me lo pasé limpiando en la casa nueva, porque la compañía de limpieza que había contratado el constructor lo dejó todo a medias y como también soy perfeccionista, ahora estoy destrozadica, jajaja. Y mañana a trabajar, que ahora en Semana Santa hay mucha más gente en el bar. En fin, que ya tenía ganas de disponer de un minuto para visitar al menos a mis amigos más queridos, aunque no pueda a todo el mundo. Ahora me voy a ver otra de tus entradas y después a planchar ropa, que tengo un montón.

En cuanto la cosa se normalice ya me verás por aquí como antes, corazón.

Te quiero mucho, cuídate y cuida de todos nosotros, que eres un tesoro de persona. Besos, besos, muchos besos y abrazos, mi niño cubano y feliz Semana Santa!!!!

Leonel Licea dijo...

Desde que me hablaste el camino que habías escogido, no tuve dudas de que ese era el camino para ti, logras compenetrar con las personas, en un modo casi único, a través de las letras, disecciones un poema y llegas al alma de lo que está escrito con la facilidad de quien cono el alma humana, por esto estoy seguro que a través de los correos podrás hacer lo mismo para ayudar a quien se acerque a ti.
Gracias por ser como eres, mi hermano.
Un abrazo fuerte.
Leo

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.