miércoles, 30 de septiembre de 2009

Despertar



Supo ayer de veras

que no podría

revertir el tiempo

cuando mordió

demudado

la solapa de un sueño

y el sueño se fue

ahullando

como un perro

con las patas

rotas.




2 comentarios:

Domingo Puerta dijo...

Si ese sueño tiene "las patas rotas" seguro que no ha podido irse demasiado lejos, así que sal en su busca, échale el lazo y llévalo a casa para seguir alimentándolo. :)

Pedro F. Báez dijo...

Domingo, eres un amor de persona. Siempre con la palabra precisa y alentadora. Ese sueño del que habla el poema no es mi sueño, sino el de alguien que conocí hace mucho tiempo y que permitió que se perdieran su sueño y su integridad personal en la selva de lo material y lo cotidiano Gracias, amigo.

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.