lunes, 4 de enero de 2010

Ustedes son el milagro

A todos los amigos que visitan esta Isla a diario; a aquéllos que sólo pueden hacerlo ocasionalmente; a todos cuantos llegan a estas playas aunque sea sólo de paso o arrojados a sus costas por accidente o por naufragio: Gracias.



Fortuna tengo

de conocerlos

de recibir

a diario

las muestras

de aprobación y cariño;

de sentirlos cercanos

como pájaros

trinando

en mi jardín

y contar

los latidos

de sus corazones

danzando

en el mío.


Amigos:

no dejo de maravillarme

de cuántos son

y de cuán lejos

vienen

a las playas

de esta Isla

de mi fantasía

cuya orogenia

es poesía

esparcida como arena

en antídoto

contra las olas

del tiempo

y sus inevitables

naufragios.


Si quisiera nombrarlos

sería injusto:

no hay rima

ni talento

para nombres

que merecen

cada uno

su propia epopeya...


Sepan, sólo

que los llevo dentro

que me siento

parido

de tanto amor

y tantos hijos

dados

pues cada estímulo

es premio

es poema en ciernes

alumbramiento

parto asistido

de arte

engendrada

por la amistad

y la felicidad

de no capitular

derrotado

ante el silencio.




4 comentarios:

gianna dijo...

Pedro.....muchas gracias y espero poder seguir compartiendo experiencias blogueras con vos...
un beso

Domingo dijo...

El milagro, su artífice y motor, eres tú, amigo Pedro, que eres quien ha tejido desde su isla esta urdimbre de complicidades y afectos. Magia se llama eso. :)

DAPHNE dijo...

Hola Pedro , las personas hacen que cada día sea un milagro para otros con sus palabras y su dulzura .
Besitos y que tengas muchos Reyes .

Edda dijo...

Gracias a ti amigo Pedro. Preciosa poesia. Que los reyes te traigan todo aquello que anheles.
Un abrazo.

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.