martes, 23 de marzo de 2010

Tetralogía de haiku con náyade

(Con audio en la voz del autor)



Agua en sus ojos

leopardo a sus pies

magia en la fuente.


Mayestática

emperatriz de sueños

que deambulan.


Diosa de nácar

cultiva en el jardín

sus pensamientos.


Ninfa del tiempo

se deja conquistar

por el silencio.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




5 comentarios:

Domingo dijo...

Llegar a tu blog después de un día ruidoso, ajetreado y desquiciado, y desconectar y alcanzar la paz y el bienestar es todo uno. Gracias, Pedro. :)

Sombragris dijo...

Ojala escribiera haikus como los tuyos.Coincido con Domingo...paz y sobre todo mucha armonía sin olvidar la vigilante vitalidad .Un placer para en tu isla,Pedro.Un abrazo

Pedro F. Báez dijo...

Domingo, eso que dices me hace muy, muy feliz. Siempre ha sido mi objetivo que esta Isla virtual sea —más que un sitio para leer o ver imágenes—, un oasis insular de paz, reflexión, pasión y sentimiento en el vasto y tormentoso océano de la red mundial. Te aprecio infinitamente. Abrazos.

Pedro F. Báez dijo...

¡Ah, mi querido Alfonso! Estoy seguro de que si te propones, lo harías tan bien o mejor que yo. Sé de la calidad y el vigoroso lirismo de tu poesía y de tus canciones. Fíjate que yo casi no había hecho haiku hasta que comencé con esta bitácora, pero esta forma tan sencilla y aparentemente estructurada manera de hacer verso tiene una musicalidad inusitada y es muy tendiente y propicia para transmitir sentimientos y conceptos precisamente de reflexión, paz y contemplación filosófica. Creo que en eso sigue siendo fiel a su origen japonés, en cualquier idioma. Siempre una fiesta tenerte por estos lares. Te abrazo.

Náyade García dijo...

Me gusta mucho tu poema, y más por estar dedicado a Náyade que como ves es mi nombre.Si no te importa lo pondré en mi blog.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.