miércoles, 28 de abril de 2010

Jibara

Jibara es una ciudad y municipio costero de la provincia cubana de Holguín, al noreste de la Isla


Inspirado en una foto de Orlando Luis Pardo Lazo


(Con audio en la voz del autor)


Foto © Orlando Luis Pardo Lazo

(Tomada de Boring Home Utopics)


Levita

la cordillera

en undoso pliegue

de azul-humo

gris

y ocre...


El hombre

se empecina

por gravedad y por costumbre

en

la frontal conquista

del mar sereno

desde el muelle

estrecho

de rústica palma.


Aperos, botes...


Tierra arenosa

que al desgajarse

respira

como un pez en el agua.


Aire

denso y ardiente

con alivio de alisios

como un plato

de harina humeante

con tajadas de aguacate.


Olor a pescado.

A sobaco de hombre.


Olor a mar.


A tesoros

escondidos.


Olor a Cuba

que en Jibara

soñando puertos

palpita...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




5 comentarios:

Domingo dijo...

Tus palabras me han teletransportado a Jibara, ciudad que hago mía aun sin conocerla. Será que las sensaciones que despiertas, amigo Pedro, son universales. Hacer de lo particular algo universal es, sin duda, un don al alcance de muy pocos. :)

azpeitia dijo...

La poesía es eso, como tu la haces, sencilla, accesible, llena de bellas imágenes que llegan a quien te lee...enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

Rodolfo Cuevas dijo...

Pedro:
Saludo, amigo querido. Nací en la peninsular Bahía de Barahona y ese inconfundible olor a mar que dices posee Jíbara es hermano del olor con que allí crecí, por tanto, me es muy familiar este bello poema.
Un abrazo, hermano antillano.

Pedro F. Báez dijo...

Domingo mío, conociéndote como creo conocerte, sé que te enamorarías de Jibara y su gente. Sé que te enamorarías de Cuba y su gente. Te abrazo.

Azpeitía, gracias por la visita y por el hermoso comentario. No siempre escribo con la misma sencillez y llaneza, pero esta poesía me salió así. Tal vez por el tema, que es sencillo y sin complicaciones a pesar de su inmensa belleza física y la rica historia de sus maravillosos pobladores. Abrazos.

Rodolfo, sé que como antillano, como barahonero (¿barahonense?), como dominicano sabes perfectamente a lo me refiero y lo que describo. Nada se compara con los pueblitos y las ciudades de nuestro Caribe, hermano. Lo único que las supera es el Caribe mismo. Te abrazo y te invito para en un futuro celebrar nuestra amistad tanto en Jibara como en Barahona. Un abrazote grande.

Anónimo dijo...

Poimajotflili
[url=http://www.ekccc.org]cheap adipex[/url]
Nadafuele
[url=http://noweatthis.net]ambien long term use[/url]
Fizalefeera
[url=http://www.thegibsoncompany.com]snorting lorazepam[/url]
expemybrootte

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.