martes, 27 de abril de 2010

Matutinaciones

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


Entre las copas

de los árboles

en concierto

entona

un aria de allegros

la invisible

organza

del aire.


Trina la mañana

y con ella

un coro

de turgentes

polifónicas gargantas

desde

el verde orquestal

que sicalíptico

vibra.


Sube

vital

el himno:

liturgia y ofrenda

del día

pubescente y risueño

a la estación

que

sin pudor ni recelo

se baña

desnuda

y displicente

en el lago de las horas

de manos del tiempo.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)




6 comentarios:

Rodolfo Cuevas dijo...

Pedro:
Saludándote, amigo antillano, y deleitándome con este preciosísimo poema que hoy nos brindas. Me encantó el verdor que hoy exhibe tu, siempre bella, isla.
Un gran abrazo.

Domingo dijo...

Hay "posts" que ya son valiosos sólo por el título. "Matutinaciones". Me chifla. :)

Susurros Mortales dijo...

Para mí siempre es un placer pasear por las playas de arenas blancas de tu preciosa isla. Me encanta la poesía y la foto, son casi tan dulces como tu.

Te he vuelto a mandar la foto, esta vez sin comprimir a ver si así puedes verla.

Mil besos para mi poeta, sabes que aunque tarde en pasarme siempre te llevo en el corazón.

M. Angel dijo...

Pedro, saludos y gracias por tu lindos comentarios a mis escritos

Tu poema transmite dulzura, y deleite para el alma.
Cada verso es, como rosa sobre rosal
Como campo florido en primavera

Abrazo sincero

M. Ángel

Sombragris dijo...

Un manera magnifica de empezar mi dia con una visita a tu isla y tus "Matitunaciones".Un abrazo,Pedrom

Pedro F. Báez dijo...

Queridos todos, mi agradecimiento y mi compromiso de amistad y respeto hacia todos y cada uno de ustedes. Me aportan siempre la riqueza de sus experiencias e impresiones respectivas y una dosis periódica de gran alegría. Abrazos.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.