domingo, 16 de mayo de 2010

Solsticio

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


Zarpa mi angustia

cuando

de noche

se maquillan las estrellas

cuando el rapto del silencio

transforma en grito

el repentino despertar

de tercas soledades

cuando el alba

es

introspectivamente

punto incierto del infinito

en alguna galaxia de remota génesis

cuando la esperanza

—parienta de lo iluso—

es odiada hijastra

de la espera

y mis ojos

se ahogan en torrentes

testigos del naufragio

de todo intento

de flotación

y supervivencia

sobre la reflexión irrefutable

del llanto.


Desnudo, entonces

de excusas

y postrado ante las fauces del tiempo

despliego

la astralidad de mi mito

y remonto en estrepitoso ascenso

la hipócritamente

indecisa

neutralidad del hastío.


Así

dios castrado y profeso

trasciendo

el absurdo de las posibilidades

donde aguarda

la irresoluta absolución

inscrita

—sobre piel y por decreto—

en sangrante caligrafía

acusatoria

de una pregunta

que los labios

incinera.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Pedro F. Báez-May 2010



7 comentarios:

Suso dijo...

Uff... vaya poema, es impresionante, me impacta muchisimo, aunque refleja mucho dolor y rabia, espero no lo sientas así del todo. Un fuerte abrazo amigo Pedro, buen día.

I.M. dijo...

My Spanish must be improving because I understood your poem. Every piece of art becomes a self portrait; it is an opportunity to release an emotion, a thought, a vision... to put it out there without restriction and see where it goes. Un abrazo. Ivonne

MiLaGroS dijo...

Pero que maravilla Pedro. Estoy todavia impactada y no se que decir.Eres fantástico. Besos

Daniel dijo...

Cuánto cuesta salir del hastío, poeta y aún así nunca lo logramos de manera absoluta (aunque lo absoluto no exista).
Excelente poesía, de gran factura. Bravo poeta!

Saludos.

Pedro F. Báez dijo...

Suso querido, si te impresionó, ya puedo morirme e ir al cielo, porque de un hombre como tú, con tanta carga emotiva y tantos recursos creativos, el decirme eso, es un gran halago para mí y te lo agradezco con sincera alegría.

Ivonne, ¿ya ves? Venir a visitarme y a leerme te ha hecho mucho bien. You can now feel more comfortable in speaking and writing in Spanish. Love the fact that you come and read me almost everyday and I want you to know that even when you don't leave a comment, I appreciate your coming very much.

Milagros mía, cuando me dices cosas así, soy yo quien se queda mudo y no sabe qué hacer ni qué decirte... Tú eres tan emocional, tan verídica, tan temperamental y maravillosamente dotada para provocar emociones con tu poesía que recibir este halago de parte tuya significa algo muy grande y especial para mí. GRACIAS.

Daniel, a tu generoso y espontáneo grito de ¡Bravo! hago una sincera genuflexión y te doy mil gracias. Gracias por venir a mi Isla y gracias por dedicar tiempo para leerme y para dejar una impresión tan hermosa y tan apreciada por mí. Con tiempo visitaré tu página para poder asomarme a tu mundo y a la individualidad de tu proceso creativo.

Abrazos grandes y besos para todos. Me emocionan y me hacen feliz. Ojalá que yo también contribuya con un poquito al mejoramiento sus vidas diarias.

José Antonio Fernández dijo...

Buena poesía que te atrapa. Me quedo con los últimos versos. Un broche genial.
Mis abrazos.

Sombragris dijo...

Coincido con Suso...tu poesía atrapa y aún más oida de tus labios.Pedro,cuanto dolor puede el hombre verter sobre el papel(esta vez virtual)y hacerlo hermoso a la vez que doliente.Eres un mago,sabio y sensitivo.Un placer oir tu verbo con el susurro de las olas (antillanas,caribeñas o gaditanas, da igual) de fondo.Un fuerte abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.