jueves, 22 de julio de 2010

Pedro y Cleopatra

(Con audio en la voz del autor)



Entra Cleopatra a Roma
sobre carroza de bridas testiculares:

altiva, arrogante, regia, displicente

sin indicio

ni vestigio

de culpabilidad

ni acrofobia...


Su mirada desde un punto indefinido

racionaliza indolencia

sociopatía

derroche.


Es reina y diosa:

le sobran abolengos.


Puede

porque simplemente

es de mil maneras

divina.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket



4 comentarios:

Suso dijo...

Si, hay personajes que se confunden con semidioses, ella puede hacerlo...
un abrazo enorme

Roger Rivero dijo...

Bueno estamos hablando de un ser muy cercano a una deidad hecha por el ser humano, que por su personalidad, posicion social y belleza, aun es inmotal gracias a la historia, un abrazom que bien que le dedicas un poema!!!!!!

Mayte_DALIANEGRA dijo...

¡¡¡Ay, poeta sabio y divino!!! Nada se te resiste, ningún tema. Y sobre esa peli inolvidable, que habremos visto cientos de veces, con esa Celopatra_ Taylor divina de la muerte, nos compones un poema soberbio, que me recuerda incluso un poco a la poesía del guatemalteco de Miguel Ángel Asturias. Y de paso rememoré el filme, que no me gustaban a mí nada que se diga esas de romanos...

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, que no te dejé un beso de despedida, pero qué maleducada soy, jiji. Un beso, pero de los grandes grandes, mi querido amigo, y disfruta mucho del fin de semana en esa isla maravillosa tuya.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.