domingo, 24 de octubre de 2010

Ultimátum

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


¿Qué, si miro aquella esquina

del bar

y la esquina

desde su penumbra

me sonríe

con las piernas abiertas

y el escote hecho

terraza carnal que invita?


¿Qué, si dejo que me bese

en los labios

el vodka extranjero y sudoroso

que luego se desliza por mi lengua

buscando más íntimas

comprometidas penetraciones?


¿Qué, si me dejo acariciar

con descaro

con sorna

con impudicia extrema

por el humo

que desnudo me envuelve

y me impregna de su olor

insular

por cada poro?


¿Qué, si me tumbo aquí mismo

y permito que cada verso

me haga el amor

como mejor le parezca?


¿Qué, si dejas de asombrarte

y evitamos

que la costumbre nos convierta

en un retrato

con el vidrio roto?


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



6 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Final perfecto, Pedro, para un poema que provoca con elegante sensualidad.

Abrazo gigante.

Leonel dijo...

Ultimatum provocador, con la irreverencia propria de quien sabe lo que quiere, como ha dicho Paloma, con elegante sensualidad.
Me alegra que estés mejor, amigo mío, yo también comienzo a caminar.
Un abrazo.
Leo

PD. A la lista de amigos y amigas que no logran saludarte, se une Elvira Daudet que ha pedido de hacerlo por ella, y aquí lo escribo.

Amelia Díaz dijo...

¿Qué?: NADA.

Es tiempo de asomarse al balcón de los escotes, de trepar enredaderas de piernas esculpidas, de paladear lenguas y versos...

Es tiempo de cosecha aunque sea otoño.
Tal vez seamos vides.

No sé que es mayor...mi admiración por el poeta o mi cariño por el amigo. Qué bueno no tener que elegir, Pedro mío.

PRINTOVA dijo...

Y que mejor forma de decirlo si no con las ideas muy claras y seguro de lo que quieres, nada de memeces, ¿si o si?
¡Me encanta, está genial Pedro!
Enhorabuena amigo un ultimatum en toda regla.

Un abrazo enorme.

Taty Cascada dijo...

¡Y qué!, si alguna vez nos dejamos llevar por una copa bebida con descaro. La vida es corta y las emociones poéticas nacen en: las esquinas, los bares, las rosas, un beso...Nacen donde el poeta las sienta.
Un abrazo Pedro, y me alegra saber que te hayas recuperado de tu catarro.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

El colofón lo dice todo, hay que dejarse de prejuicios trasnochados y dedicarse a vivir la vida, que es lo único que tenemos, a vivir felices, sin importarnos el qué dirán. Otro besito, Pedro querido.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.