jueves, 2 de diciembre de 2010

Besos y mandarinas

(Con audio en la voz del autor)


Este poema me lo inspiró la frase final y despedida de un comentario de Paloma Corrales a Luisa Navarrete.


Gracias a ambas por inspirarme.




"Besos y mandarinas"

— y regresó a mi mente—

la imagen de la infancia

(daguerrotipo con olor a fiesta)

la cáscara y su terciopelo adjunto

metido entre las uñas:

blanco, blando, fragante

como el pecho perfumado de azahares

de una novia con velo de aguas.


Frutos en la espesura

haciendo guiños de coral y fuego:

deleite de los ojos, de la nariz y la lengua:

sexual en lo excitante

del gusto que al punzar subyuga

en su tacto de pubis

en su efluvio de vagina cítrica

en la imagen

de concavidades

sugerentes de reventona vulva

en el jugo que salta

entre los dientes

gratificante...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



10 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Niñooooooo!!!
Que tengo la cocina llena de mandarinas!!!
Ahora, ¿¿¿cómo me las como yo???

jajajajajajaja

Mil besos, con aroma de azahar, desde mi tierra de naranjas, clementinas y mandarinas.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Eres tan Pedro ! si es que es imposible no quererte, llegas siempre como un huracán de cariño y ala rompes muros y de repente ya eres de la familia.

Besos y mandarinas para ti

Isolda dijo...

Es una preciosidad el poema y esa comparación magistral tuya.

Pedro eres un encanto, seguramente con sabor a mandarina fresca. Leí esa despedida y me gustó. Luisa tien razón los dos sois como de mi familia.
Besos a escoger, querido.

eloy dijo...

Uy¡¡¡ qué ganas de comer mandarinas
A partir de hoy las pelaré de otra manera.
Un gran poema el de hoy.
Un placer, hoy más que nunca, tu tropical isla, repleta de frutos para el naufrago.

besos

Mabel dijo...

ayyy Pedro que eres genial con tus comparaciones!! , imposible no acordarme de vos, los fines de semana cuando haga las compras en el supermercado.
Muchos besitos

Edda dijo...

mmmmmm!!! genial! Me encanta Pedro. Aquí, que estoy rodeada de naranjas y mandarinas, no voy a poder dejar de reír cuando salga a la calle.
Besets.

Leonel dijo...

Tu poema Pedro, me ha traído siempre un recuerdo adolescente, esas tardes libres en el preuniversitario en el campo, de nuestra Cuba, entre cítricos varios y besos de mandarina escondidos donde los ojos indiscretos no llegaban, que tiempos, y que poema!
Me aprece todo muy bien escrito.
Un fuerte abrazo.

Leo

Puta Armienne dijo...

A mi siempre me gustaron las mandarinas y veo que las frutas y el sexo, o los sexos, tienen similitudes de forma, color, jugos y sabor.

Javier dijo...

Hasta a unas mandarinas le infundes la pasión que siempre te caracteriza

Abrazos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

¡¡¡¡Oh my god, qué poemas tan bonitos compone mi niño cumpleañero...!!!!

Tan sensual como cítrico, este poema con aroma a azahares de novias virginales, de cuyas vulvas emana la agridulce humedad de una naranja de la China...

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.