viernes, 10 de diciembre de 2010

El arpa, la isla y la sombra

(Con audio en la voz del autor)


"... Primero, de dos en dos, fueron desapareciendo los cardenales, de cappa magna, con sus solícitos caudatorios; luego, los obispos, aliviados de sus mitras resplandecientes; después los canónigos, los capellanes, los protonotarios apostólicos, los jefes de congregaciones, los prelados de la recámara secreta, los oficiales de la casa militar, el Monseñor mayordomo y el Monseñor camarlengo, hasta que, faltando poco ya para llegar a las habitaciones cuyas ventanas daban al patio de San Dámaso, las pompas del oro, el violado y el granate, el moaré, la seda y el encaje, fueron sustituidos por los atuendos, menos vistosos, de domésticos, ujieres y bussolanti..."


Alejo Carpentier, El Arpa y la Sombra



Mangle en la costa de Cuba
(Foto tomada de la red)



Me llamas desde tu Hades de escombros

sin ser Élade ni Creta ni Magna Græcia refundada...


¿Eres tú, ¡oh, madre intransigente!

que pujas Edipos en tricolor desafío a los designios del Kraken?


¿Dónde estás, ¡oh, Yocasta Medea!

que no apareces inscrita

blanquecina y africanamente despeinada

entre las páginas de mármol de un Eurípides que te desdeña?


¿Poseyóte el mar en erecta tromba de coríntico glande

o eres

simplemente

un espejismo de sal y escollos?


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



7 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Un poema lleno de místicismo, grandes esquemas de letras entrelazadas que componen un escrito, que forma parte de tu alma. Gracias mi querido Pedro por ese don que tienes y compartes con tus amigos. Un fuerte abrazo, y feliz fin de semana. Por cierto
tus besos de sabores una delicia, para el paladar más exquisito.

Paloma Corrales dijo...

Existencial y profundo arañas con tus interrogantes, y yo me quedo pensando y pensando.

Besos y vainilla.

Isolda dijo...

¿Quién dio que tu tierra no es todo lo que dices? Lo que no es, fijo, es un espejismo. Los mares y océanos fueron un todo una vez.
Miles de besos que suenen como caracolas.

Leonel dijo...

Es que es así, esa tierra nuestra puede ser todo y al mismo tiempo nada. Hoy más que nunca es un espejismo, uno de nuestros sueños perdidos que queremos abrazar nuevamente.
Tu palabra crece y con el la fuerza con que nuestra Cuba recorre nuestra sangre.
Un abrazo fuerte.
Leo

Charo Bustos Cruz dijo...

Si hay algo que me gusta, es la lectura existencial...te ha quedado maravilloso, Pedro.

Gracias por tu visita y por dejarme tu huella.

Un abrazo con el cariño de la amistad.

_Charo Bustos Cruz_

La abuela frescotona dijo...

COMO LAS PALABRAS DE TU ESCRITO, LA VIDA ES UNA ETERNA PREGUNTA, EN LA BÚSQUEDA, QUIZÁS, HALLEMOS UNA RESPUESTA, SALUDOS AFECTUOSOS AMIGO MIO

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Parece que el texto de Alejo Carpentier y el mangle de tu Cuba natal te han inspirado un poema de extrema belleza, con referencias a las culturas clásicas y profundamente reflexivo, mi niño.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.