jueves, 9 de diciembre de 2010

Serenata del fin de los tiempos

(Reposición ahora con audio en la voz del autor)


Photobucket


No quiero

ser puente.

Quiero ser

río:

prolongarme

en meandros

y afluentes

como brazos abiertos

abarcando la tierra

y todo

lo que está

vivo

y crece.


No quiero ser

nube.

Quiero

ser cielo:

empinarme

a la par

de los vapores

y tocar

sin recelos

los confines

de todo aquello

que está

más allá

y aún

más

allá...


No quiero ser ola.

Quiero ser velero:

la ola

muere en la playa,

el velero

—si es ligero—

zarpa de oriente a occidente

hacia el sur

o hacia el centro

con el norte como estrella

y la estrella

desde adentro

es timón de cinco puntas

en los mares de misterio.


No quiero

ser dios.

Quiero ser

hombre:

para amar con la carne

y el alma

para darme

—entre tantos excesos—

el placer

del final de mis días

junto al polvo final

de tus huesos.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



11 comentarios:

MiLaGroS dijo...

¡¡ Fantástico!!. Lo del polvo final muy sugerente ajajajjaja.
Eres grande.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

yo tampoco quiero ser Dios querido Pedro y puestos a elegir en vez de viento .... huracán

besos enormessss, de colores y con todos los matices

Isolda dijo...

Hermoso canto al amor carnal, que se percibe divino en todos los sentidos
Es una belleza y no vayas a cambiar nunca tu forma de expresarte.
Mis besos para ti, vuelan ya casi en el cielo.

atlantida dijo...

¡muchas gracias por tan bella bienvenida !!
Profundo poema,desde ser el río,el cielo,y ese velero que viajara por todo el ser amado,
para terminar...(el placer

del final de mis días

junto al polvo final

de tus huesos.)

hermoso me encanto leerte.
dejo la huella de mi visita con mi saludo.

Rosana Martí dijo...

Has hecho una buena elección Pedro, creo que muy acertada y el canto un grito a la vida. Un fuerte abrazo desde mi mundo de letras. Miles de gracias por visitarme siempre un placer que lo hagas. Pasa un lindo día!!

Paloma Corrales dijo...

Esa absoluta entrega, para y por encima de todo, conmueve en lo más profundo.

Besos multiplicados.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Huyyyyy, qué intenso, cómo te ha quedado de bien, chiquillo!!!! Es gloria bendita escuchar esta delicia de tu boca, de esa acuosa boca que derrocha el melifluo néctar de los cocoteros caribeños, que se me hacen a mí también agua los oídos ante semejante profusión de imágenes, ante tanta agua, tanto en estado líquido como gaseoso, y ante esos veleros y esas estrellas-timón de cinco puntas que apuntan directo al corazón del hombre que ama en carne y alma: ¡completo!

¡Olé tu arte, Pedro, niño de agua y fuego!

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Y ahora que ya he leído todo lo que has publicado durante mi ausencia, me despido con mil besos y cariños, deseándote un hermoso y dulce fin de semana y esperando que hayas sido muy feliz durante las celebraciones de tu cumpleaños. Te quiero mucho, mi niño cubano, no lo olvides nunca.

Leonel dijo...

Qué te puedo decir que no te hayan dicho, que tú no hayas dicho en modo magistral en tus versos, que puedo argumentar que no te hayan dicho los amigos en sus comentarios.... te dogo solo que me he emocionado, que me voy con los pelos de punta, ante la fuerza de tu verbo y que guardo tu poema entre esos que se vuelven imprescindibles para mí.
U fuerte abrazo.
Leo

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Pedro hermano:
Hermosisimo poema, a mi también me gustaría ser todo eso que dice y, claro, no quiero ser Dios, pues prefiero gozar de la vida, poder morir como lo humanos y finalmente ser juzgado por El... Me encanta tu bellisimo poema, amigo del alma.
Mi mejor y más grande abrazo para ti, hermano de raza.

Javier dijo...

Para mí estos son los versos de un poeta inconformista

Saludos

(A veces no sé qué ocurre que no puedo dejar mensajes)

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.