miércoles, 19 de enero de 2011

Cantata de Varadero para tu recuerdo

(Con audio en la voz del autor y música de fondo)


Para Amelia Díaz, sorgina y poeta


Foto © Amelia Díaz Benlliure


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Fuiste una visión de nácar

contra el cielo derretido en náuticos

agoreros espejismos

sin que una sola gaviota

pudiera eclipsar en albo intento

la blancura inaudita de tu pecho en cordillera

la tersura embriagante de tus muslos

besados

de mandarina y cerezos

desde aquella otra distancia trasaltántica y austera

de tus muchas y cercanas

imprescindibles peninsularidades ...


Impregnó el jazmín la costa y te elevaste

pálida y sutil

como un soplo de nostalgias

navegando

sobre el mar adusto

con las velas rasgadas de futuros presagios

y el corazón palpitante

olvidado

sobre la arena...


Así te presiento yo

en aquel instante indivisible.


Así te recuerda el tiempo: cuando fuiste sol

mediterránea brisa y arcoíris en beso

sobre la playa.


Photobucket

Photobucket



17 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Precioso poema tan delicado, no tenía el gusto de conocerla, te agradezco como mujer que nos la presentes así tan sutilmente.

Un enorme abrazo desde mis mundos virtuales. Cuídate mucho amigo!!

Leonel dijo...

Creo que esta vez, como casi siempre, Ame se emocionará hasta el llanto, después de tamaño poema y sobre todo con este cierre fantástico:
"Así te recuerda el tiempo: cuando fuiste sol
mediterránea brisa y arcoíris en beso
sobre la playa."

Un abrazo grande para los dos.
Leo

Charcos dijo...

Pedro que belleza!! me gusta todo y sobre todas las cosas me emocionan estos cruces de regalos y poder disfrutarlos. (a veces pienso que tengo demasiada suerte)

Besicos estrujaos para ti para Amelia, para todossss

Amelia Díaz dijo...

Madre mía, madre mía, madre mía...creo que volveré cuando esté más tranquila...ahora me debato entre las lágrimas y la sonrisa.

Te quiero mucho, Pedro mío.

Isolda dijo...

Bello el poema a la sorgina, a quien siempre leo, aunque no lo sepa. Además las amigas de mis amigos, son mis amigas.
Besos de mandarinas, ¿recuerdas Pedro? para ambos.

José Baena dijo...

Pero qué pedazo de poema Pedro. Me ha encantado. Está a la altura de la destinataria, pero te retrata a ti como poeta y amigo generoso. Una belleza. Abrazo.

Mabel dijo...

Guauuuuuuuu, Amelia no es para menos que debatas entre lágrimas y sonrisas pues las palabras de este amigo matan de amor.
Te visitaré, quiero conocerte.
Mi cubano hermoso, que derroche de amor eres!!!.
Besos de colores

SEISITO dijo...

Hermosos poemas, la buscaré para saber mas de ella.
Un saludo

Fun Spanish worksheets dijo...

Muy bello poema

Domingo dijo...

Eres de 10, amigo Pedro, qué digo de 10, de matrícula de honor. Eso lo sabe Amelia y lo sabemos todos. :)

Laura Caro dijo...

Sois fantásticos los dos.
Me alegra que os hayáis encontrado y lo que os queréis.
No te conocía esta foto tan sexy, Ame.
Un abrazo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Amelia, no te conozco más que de verte aquí, en los comentarios de Pedro, pero supongo que te habrás sentido en las nubes, muy muy halagada, porque nuestro Pedrico, niño bueno donde los haya y poeta excelso, te haya dedicado tan hermosos versos. Seguro que tu nacarada tez se arreboló nada más leer tan sublime poema.

Mi enhorabuena a los dos, homenajeante y homenajeada y besitos para ambos!!!

Amelia Díaz dijo...

¿Qué te diría, Pedro mío?

Llevo todo el día sonriendo y entrando aquí a leerlo de nuevo.

El poema, visto desde fuera, visto sólo como poema es SUBLIME, magistral, de antología.

Pero yo no soy sólo poeta, aunque sea algo indivisible en mí.
Soy una mujer.
Soy tu AMIGA. Y me siento, tan, pero tan orgullosa de serlo, que siento como el pecho se me expande y el aire entra con doble libertad.
Doy gracias al día que entraste en mi blog porque empecé encontrando a un poeta fuera de lo común, extraordinariamente bueno. Pero, en pocos días, sentí (sentimos) esta afinidad tan especial que hace que nos intuyamos a pesar de que hay un océano de por medio.
Te lo he dicho ya alguna vez: qué suerte tiene B de tenerte, cariño.

Eres un hombre como hay pocos y te quiero como tú sabes que te quiero, mi niño: TODO.

Gracias, Pedro, mi AMIGO.

Es el más hermoso poema que jamás nadie ha escrito para mí.

Y recuerda: te espero en el malecón, en breve. Nos vamos a hinchar a mojitos, daiquiris y abrazos.


(Gracias, también, a todos los que habéis demostrado aquí arriba vuestro cariño. Mi Mar Eterno es vuestro)

Mayde Molina dijo...

Querido Pedro,
me emociona plenamente este hermoso poema que hiciste para mi querida hermana de alma Ame, leerlo y escucharlo muchas veces de tu voz, qué maravilla...

Eres un verdadero Sol, allí dónde te pongas y te digo también como Ame, qué suerte tiene tu B, de tenerte.

Mil besos, deseo que estés muy bien!

Amilcar Blanco dijo...

Bueno, Amelia debió haber sido, es y seguirá siendo para ti una deliciosa mujer, pero también para todos los que la conocemos a través de tan delicado poema.

El Drac dijo...

Querido amigo Pedro, soy afortunado y asiduo lector del arte que Amelia nos regala tan desinteresadamente; y nos mostró el poema que le compusiste, evidentemente ebrio de su belleza y resplandor, vi la foto como una ninfa adolescente recibiendo las caricias de las aguas y los besos apasionados del sol. Me quedé impresionado, no has hecho nada más que retratar fidedignamente la belleza con tu arte literario. Y tu blog querido amigo es sencillamente maravilloso, permíteme quedarme y disfrutar de tu talento. Un gran abrazo!!

jinquer dijo...

el poema es precioso, y tu voz se contiene para caber en las palabras,
que voz mas grande, y que excelente grabación.
Gracias por tu regalo.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.