domingo, 23 de enero de 2011

Descalzo

(Con audio en la voz del autor)


Photobucket


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


En ti me pierdo.

Con mis dedos, te beso.

Con mis uñas, te exploro.

Con mis plantas blancas, te respiro.

Con mis poros, te siento.

Con mis venas, te escucho.

Con mis pies, ¡oh, Madre!

¡me estremezco ante tu grandeza de templo...!


Photobucket

Photobucket



6 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

y al recitarlo tan bello haces que todos sintamos tus emociones y sentimientos, un besin muy grande de esta asturiana que te aprecia un montón por tu grandeza de alma, que tengas un felicisimo domingo mi niño que te lo mereces.

Amelia Díaz dijo...

Qué despertar tan maravilloso hollando tu tierra con mis pies...

Hermosisímo, mi querido Pedro.

Mil besos, guapísimo.

Isolda dijo...

Magistral canto a la madre naturaleza. Los que me estremecen, querido Pedro, son tus versos y tu forma de decirlos.
Que te lleguen mis besos impregnados del largo camino; harán escala en tu isla y seguirán hacia ti.

Leonel dijo...

He esperado casi dos horas para poder leer tu poema, no se abría la página, pero valió la pena, me voy emocionado y aplaudiendo la inmensidad de tus versos.
Un abrazo mi hermano.
Le

Laura Caro dijo...

Bellas palabras a la Naturaleza madre, ala Naturaleza tierra y río...
Me encantó.
Un abrazo.

Carmela Rey dijo...

Aunque llegue sin aliento, pero llego, y hoy llego para ponerme en esta otra orilla a maravillar contigo la grandeza de ese templo que nos cobija y nos da abrigo.
Preciosa la manera de exaltar a la Madre Naturaleza, hermosa la manera de versar.
Cojo aire, querido amigo, y me retiro a la otra parte del mar.
Un fuerte abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.