miércoles, 23 de febrero de 2011

Pequeño homenaje póstumo a Orlando Zapata Tamayo

(Reposición con nuevo audio y el Himno Nacional de Cuba, de fondo. Esta versión del himno fue grabada hoy directamente de una emisora de radio cubana. Es el mismo himno que oyó Tamayo tantas veces, y como él, todos nosotros, los de adentro y los de afuera.)


Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte de Orlando Zapata Tamayo, víctima de la dictadura cubana y de la carencia de libertad, derechos civiles y mecanismos de protección del ciudadano cubano frente a los desmanes y arbitrariedades del régimen totalitario, obsoleto y cuasi monárquico desde el cual ejerce su nefasto poder Fidel Castro (Raúl es sólo otro rostro del mismo esperpento) sobre los destinos de Cuba desde 1959.


Foto © Orlando Luis Pardo Lazo


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)


Tolero y perdono casi todo... menos la crueldad.


No te mató el hambre

sino el oprobio.

Pierde una madre

su hijo.

Acoge Cuba

otra entrega.

Se nutre

con tu nombre

la Historia:

Orlando Zapata Tamayo:

negro

acusador

y hermoso

frente al tirano

que tiembla...




Photobucket

Photobucket



11 comentarios:

MariluzGH dijo...

Te hace grande honrar a un hombre muerto por la libertad y para la libertad de su pueblo, el vuestro, querido poeta.

Mi admiración en un abrazo

Charcos dijo...

yo también tiemblo pero de rabia y manos sin fuerza

un abrazo inmenso

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias por dar honores a un hombre que dio su vida por la libertad de Cuba
Un beso de ternura
Sor.cecilia

Armienne dijo...

Pedro, Tamayo ha pasado a ocupar un lugar entre los héroes del altar de la patria y tu has sabido rendirle un emotivo homenaje.
Gracias.

Isolda dijo...

Me emociona pensar en lo que nos dices del himno, escuchado hoy o ayer mismo, por él y por tantos de vosotros con seguridad.
Querido Pedro, el mundo es de los supervivientes como tú, pero haces bien en recordarnos tanta muerte inútil.
Mil besos que crucen el océano.

Sombragris dijo...

Hermoso tu canto al que murio por su patria y no por una idea absurda...te honra una vez más y son miles tu alma...bella como pocas...un abrazo,hermano

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Qué triste resulta que alguien tenga que morir por luchar por unos derechos básicos que a nadie deberían ser negados. Cuán triste que se encarcele a alguien por pensar diferente, por ser uno mismo, por tener voz propia...

Hermoso homenaje el que le rindes a Orlando Zapata, y como él, a otros muchos que le precedieron o le sucederán, en esa isla tuya donde no se respira libertad y en tantas otras tierras de este nuestro mundo, donde cada día crecen la injusticia y los abusos de poder.

Un gran beso, Pedro querido, adalid de la libertad con mayúsculas.

MiLaGroS dijo...

Genial con mucha pasión y fuerza.
Un abrazo Pedro.

Elvira Daudet dijo...

Queridísimo Pedro:

Me ha conmovido tu rabia, tu combativo poema en homenaje al amigo,al camarada muerto. Yo amo a Cuba y a los cubanos; no puedo juzgar. Para la gente de mi generación -que nació y vivió durante 40 años en una bárbara dictadura- la revolución cubana, a pocas millas de la poderosa Norteamerica, fue nuestra revolución. El sueño de Fidel de trasformar un burdel americano, lleno de hambre y analfabetos, en la patria de la libertad y la justicia, fue también nuestro sueño. Sus logros alimentaron la esperanza de que un mundo mejor era posible. El sueño terminó, no fue posible mantenerlo. Lo siento por el "Caballo", por el pueblo cubano que luchó por su dignidad y por ser hombres libres, y sufrieron tantas privaciones. Lo siento por cuantos compartimos el mismo sueño. Y, sobre todo, lo siento por vosotros, los jóvenes que habéis sufrido la dura experiencia del exilio, y quién sabe lo que os espera cuando volváis a vuestra islita. Ojalá no restaureis el vergonzoso pasado ni inclinéis vuestra hermosa cabeza de hombres libres al amo.
Perdón por la batallita de la abuela.
Con todo mi cariño
Elvira

Paloma Corrales dijo...

Vine a dejar un beso de buenas noches, nada más.

Amilcar Blanco dijo...

Hermoso y emotivo a la vez este homenaje a Tamayo, héroe de la libertad que ojalá se concrete con la desaparición de esos bárbaros tiranos. Un abrazo, Pedro.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.