miércoles, 13 de abril de 2011

Intimidades y Entornos IX: Garante del sueño (poema inédito)


Foto © Elvira Daudet


Garante del sueño


A Elvira Daudet, a quien tanto, de mil formas misteriosas, debo.


Mi compromiso contigo es decirte: eres bella...

tomar tus manos

—besarlas—

intuir en cada peca

la parda verdad que respira

por cada uno de tus poros:

tu numen

tu trayectoria

tu esencia en el decantado acopio de las cronologías

donde las efemérides son cada vez más distantes e incorpóreas

dispersas entre la herrumbre

y la oscura anoxia del subsuelo...


Hablas de lentitudes...

De arrugas...

Yo descubro majestades y fuegos.


Eres

a la izquierda esplendente del espectro que habitas

faro ideal en visionaria cumbre

que no capitula ni pacta

con las sombras mercantiles y anómalas

en atmósferas de formol y muerte

a niveles

de clonada penumbra.


Amarte es imprescindible y tardíamente imperativo

en este preciso instante

de execrable silencio ateo.


Amarte —desde siempre—

en el penúltimo minuto de mi alegato

es suturar el apósito de mis vísceras

sobre la herida piel de las incongruencias

taponando así la hemorragia

que en generaciones de pretérita gnosis

se hace coágulo de tiempo

—infarto en la memoria falible—.


Eres

—al final de los recursos

de mi torpe, maltrecha abogacía—

garante y habeas corpus de una prórroga

cuyo plazo inexorable expira

el día que tus ojos se vacíen

llevándose contigo

la utopía...


ESCOGER EN EL SISTEMA DE AUDIO LA ENTRADA CORRESPONDIENTE


(Los audios no mantienen una secuencia lógica en cuanto a los tópicos explorados, aunque en algunos se hace mención a temas o detalles discutidos en entradas anteriores).




NOTA PERMANENTE


Pretendo con este experimento de audio continuar acercándome a ustedes sin emplear para ello gran cantidad de tiempo en la elaboración y montaje de las entradas.


Conversaremos, nos reiremos, reflexionaremos, lloraremos... Se asomarán a mi intimidad y les contaré de mis días, de mis memorias, de mis frustraciones y aspiraciones... de mis proyectos y de mis planes futuros.


Y siempre, con nosotros, estará de alguna forma, la poesía.


Para informarnos de dificultades o inconvenientes con el audio, favor de notificarnos vía correo electrónico mediante el siguiente enlace:



Photobucket

Photobucket



13 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Pedro, después de leer el hermoso poema dedicado a Elvira he escuchado tres de los audios: me parece fantástico sentirte así de cercano, es como tomar un café contigo. Es muy, muy interesante lo que estás haciendo, contagias entusiasmo y creo sinceramente que has encontrado tu vocación, tienes un papel importante a desarrollar en el que podrás poner tu empatía e inteligencia natural al servicio de los demás. Enhorabuena.

Por mi parte, también voy escasísima de tiempo (supongo que lo habrás notado) pero me escaparé siempre que pueda para acercarme a escucharte, sentirte y seguir tus "intimidades".

Besos a manos llenas.

José Antonio Fernández dijo...

Amigo Pedro, he de decir que esta forma de comunicación es muy original pues nos acercas, además de como escritor, como persona. Como dice Paloma, es como estar tomando café contigo. Creo que el proyecto del que hablas está hecho para ti pues tienes mucha facilidad de expresión y mucha natuaralidad y si eso es lo que deseas pues adelante.
Por aquí seguiré ojeando por tu espacio de vez en cuando pues sé que voy a pasar un buen rato de charla que aunque sólo hables tú, parece que estamos en la misma habitación.
Un abrazo y otro para acompañantes comunes como Paloma y Elvira.

Gino dijo...

Para mí y creo que para muchos leerte, Pedro es” es imprescindible y tardíamente imperativo”
Debe ser hermoso merecer esto.
Un abrazo desde el sur.

Leonel Licea dijo...

Querido Pedro, es un lujo increíble sentir este poema, es simplemente estremecedor y emocionante sentir este gran poema dedicado a la gran poeta, amiga y persona que es Elvira Daudet. y logicamente te estoy aplaudiendo desde que lo escuche y no me detengo.
Un abrazo fuerte .
Leo

Clara Schoenborn dijo...

Pedro: pasé por aquí y te leí con entusiasmo y emoción. No te escuché porque estoy en la oficina ahora, espero hacerlo en este fin de semana. He leído la poesía de Elvira y es realmente conmovedora, de una fuerza inusitada.Merece plenamente tu homenaje. Un abarzo fuerte amigo.

Elvira Daudet dijo...

Queridísimo:

¡Dios, qué poema, Pedro, qué poema!
El más hermoso que un ser humano puede recibir, el más desmesurado y gratificante.
¡Cómo me gustaría parecerme a la persona que has idealizado hasta ese extremo! ¿Sabes, cubano querido, que me has hecho llorar con la última estrofa, tan bella y llena de amor? ¡Qué pasada!
Y pensar que si no llega a llamarme Leo para avisarme y darme tu enlace no lo hubiera visto...

Últimamente había perdido tu isla, para mi desesperación, como si se hubiera desprendido y viajara a la deriva en medio del océano.Tampoco me era posible dejar mensajes, para Leo ni para ti, en su blog, que se iban directamente a la basura, donde los ha encontrado. ¡Mis dos cubanos más queridos perdidos a la vez!
Leo me ha explicado que mis problemas eran por culpa de su servidor.
Al final ha sido una tarde maravillosa:Leo me ha llamado por sorpresa y hemos estado hablando casi una hora de Cuba y de todo lo divino y humano que teníamos dentro contenido. Y luego tu poema, ¿que he hecho yo para merecer el privilegio de vuestro cariño desmesurado? ¡¡¡GRACIAS!!!

Te quiero muchísmo, como a un hijo superdotado y lleno de ternura.
Elvira

Isolda dijo...

Como comprenderás después de este poema y de las palabras de Elvira, mi querido Pedro, no queda nada que decir, salvo que sois ambas unas personas maravillosas y grandísimos poetas.Y que tambien me he emocionado.
Todos mis besos para ti querido y para nuestra Elvira.

Paloma Corrales dijo...

Ay, me había prometido a mí misma ir escuchando los audios en orden, pero he vuelto a leer el poema y no he podido resistir escucharlo en tu voz, es fantástico, Pedro, y no creo para nada que hayas idealizado a Elvira a pesar de lo que ella diga.

Gracias por esa mención y no sabes cómo me alegra que te gustara la entrevista, es difícil no adorarte ;)

Más besos de noche y bostezo.

Leonel Licea dijo...

Me ha pasado como a Paloma, no podido resistir y aquí estoy de nuevo a leer el poema y a escucharte, y como ella, hoy después de haber hablado con Elvira, creo más que nunca y con firmeza que no hay nada de idealización en tus versos, es tal cual y eso es innegable.
Gran poema, mi hermano. Otro abrazo para ti y mil besos para Elvira.
Leo

Mabel dijo...

Hola mi querido Pedro, tu reconocimiento y admiración con el otro es maravilloso, refleja la persona hermosa que eres.
Debo confesar que no escucheé ningún audio, ando escasa de tiempo, pero lo haré, soy noctámbula y en el silencio de la noche te escucharé.
Los estudios bien?, seguro que si.
Besotes de colores

Laura Caro dijo...

Me ha emocionado tu poema, Pedro.
Es todo un privilegio poder compartir este poemazo lleno de sentimiento.
Elvira lo merece todo. Es una mujer diez como persona y como poeta, que tiene la sencillez y la cercanía de los que son grandes.
¿ Quién podría no quererla?
Un abrazo a los dos.

Trizbeth dijo...

Pero qué belleza de poema, tan bien merecido a esta grande como es Elvira Daudet, es magnífico Pedro, te felicito y la preciosa Elvira también por tanto, por lo mucho que es y nos da :)
Un abrazo grande, si ves que tardo en llegar es que me falta tiempo, pero lo importante es que llego! Besos,
Bea

María Socorro Luis dijo...

Soy la que llego siempre tarde a las cosas más hermosas. Os felicito a los dos. Elvira es maravillosa, tal cual la describes.

Os quiero. Soco

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.