jueves, 3 de junio de 2010

Al otro lado del alba

Repongo para ustedes —ahora con audio— este poema de juventud que amo entrañable y visceralmente.


Se inicia con este poema una serie de reposiciones de trabajos que fueron publicados antes de enero del año en curso, fecha en que comenzamos a dar voz a nuestras creaciones poéticas.


(Reposición ahora con audio en la voz del autor)


Photobucket


Cuando la tierra llora

no hay opción.


La conmoción sacude

las testas coronadas

y los asientos de piel

de los dictadores,

y la sangre llueve

en un diluvio,

y las llamas devoran

las cárceles de ignominia

donde se pudren huesos amados.


Cuando la tierra llora

no hay ni amanecer

ni ocaso.


Existe un claroscuro

de miedo y de esperanza

que las luces infinitas

no diluyen.

Cuando la tierra llora,

y los ancianos,

y los niños mueren,

y las madres abortan la vida,

surge del suelo un vaho

que ahoga el tiempo imperfecto

de los odios anquilosados.


Cuando la tierra llora

hay un llanto general

que brota de las entrañas

dejando un sabor de sal

en las pieles dormidas.


Déjame llorar contigo,

tierra.


Deja que junto a ti

derrame una sola de mis lágrimas.


Déjame besar tu seno

de frutos carcomidos

y rosas muertas.


Déjame darte vida.


Déjame hacerlo, tierra.


Buscaremos el camino

al otro lado del alba.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Pedro F. Báez-May 2010



6 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Cuando la tierra llora parte de nosotros sufre con ella, ¿será posible que los que la dañan por ganancias económicas, políticas, demenciales la dejen de golpear?,no lo sé es una pregunta que me formulo todos los días, y no tengo respuesta.
Un abrazo.

Sofia dijo...

¡Maravilloso! Muy triste, muy real, muy verdadero, pero también es verdad que ya somos muchos los que luchamos codo a codo con la tierra, los que lloramos con ella, los que queremos salvarla de tanta ignominia, de tanta tiranía.
Gracias Pedro. Eres un poeta genial
Un gran abrazo

Liliana G. dijo...

Estupendo poema, visceral, fuerte, arrollador, un verdadero grito que reivindica esta tierra mancillada por el hombre... Tu recitado, le pone aún más énfasis del que tiene (si se puede).

Felicitaciones.

Cariños.

MiLaGroS dijo...

Que bello Pedro.Es conmovedor.
Disculpa que no haya venido.No estoy bien. Sigue siendo grande pòeta.Un abrazo

Roger Rivero dijo...

Y eso es Cuba también, el engaño de una revolución, un país detenido en el tiempo, ciudades apuntaladas por obra de los malos cubanos… confieso al margen de este magno poema que evado mucho el tema de nuestra tierra natal básicamente porque me trae mucho dolor, frustración, indignación y me hace pesar en la nostalgia, un abrazo.

Leesa dijo...

Ay Dios!! I LOVEEEEEEEEEEEE the way you rrrrrrrrrrrrrrroll your rrrrrrrrrrs!!
Love your voice -

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.