lunes, 21 de junio de 2010

Matricidio

A mi Isla amada, en un paroxismo de desesperación inicial que se extiende hasta el presente. Este poema fue escrito en 1985 y forma parte del poemario Insomnia.


(Reposición ahora con audio en la voz del autor)


Foto © Orlando Luis Pardo Lazo


Quiero envenenar a Cuba.

Quiero matarla.

Quiero molerla.

Quiero hacerla añicos.

Ahogarla.

Morderla.

Taparle su boca de playas.

Deshacerla.

Transirla.

Inundarla.

De sollozos.

De espantos.

Poner los árboles

raíces al silencio.

Descuartizarla.

Venderla en pedazos.

Hacer con ella

una pócima de estiércol.

Retorcerla.

Arrasarla.

Devastarla.

Quemar con sus cañas

los recuerdos.

Exprimirle el cerebro de selvas.

Cortarle los brazos.

Dejar que la H

de una bomba

borre

de un golpe

el anhelo.

Orinarla.

Escupirla.

Masturbarme en su rostro..

Rajar su centro que invita.

Incestuar su ocaso.

Doblegarla.

Divorciar sus noches de la magia.

Manchar sus arcoiris adultos.

Patearla.

Romperle los huesos de montañas.

Joderla.

Aniquilarla.

¿Pero cómo?


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Pedro F. Báez-May 2010



9 comentarios:

M. Angel dijo...

Hola Pedro admiro tu poesía, tus comentarios, pero sin querer ofenderte y respetando tus criterios, pienso esta poesía esta fuera de lugar. Cuba y los cubanos siempre serán queridos y respetados, independiente de quien o quienes sean sus gobernantes.

Abrazo sincero

M. Ángel

Pedro F. Báez dijo...

Querido Manuel Ángel: Lee bien el poema, su dedicatoria, su título y sobre todo, escucha si puedes mi declamación. No es un poema de odio a Cuba. Es un poema de dolor y de amor infinito por esa tierra que me hace sangrar cada día. Gracias por venir y no te sientas mal por tu interpretación inicial. Es un poema difícil y de impacto y va más allá de las imágenes. La pregunta final, define el tono: ¿Cómo hacer todo eso y matar a tu madre si la amas irremediable e incondicionalmente? Abrazo fuerte para ti.

M. Angel dijo...

Hola Pedro, no te quito razon, y pido disculpas por mi mal interpretación. Como quiera, quiero sepas soy persona que digo lo que siento o lo que interpreto, en este caso rectificar es de sabios. Pido disculpas. Si lo deseas puedes borrar el primer comentario para que no haya malas interpretaciones por otros lectores.Yo no se como se hace, si supiera lo borraría.

Abrazo sincero

M. Ángel

José Antonio Fernández dijo...

Toda una vida ha pasado por el poema. Mi lectura final es un grito a tu tierra, a esa necesidad de tenerla cerca.
Un abrazo.

Pedro F. Báez dijo...

Manuel Ángel, te dejé este mismo comentario en tu bitácora: te admiro sincera y profundamente y no estoy ofendido en manera alguna por tu comentario inicial. Sólo quise aclarar para que no tuvieras tú una idea errónea, más que de mí, del poema, que es uno de mis poemas más sinceros y desgarradores, porque es el poema a la Patria lejana que a veces se maldice, pero que siempre se venera, se lleva dentro y se sufre. Cuba es mi herida mortal, Manuel Ángel, mi llaga abierta que no se cura... No es necesario que elimines el comentario inicial y mucho menos que te disculpes conmigo. Me honra, me enaltece que alguien con tu sensibilidad y tu alcance intelectual haya hecho tal comentario en defensa de una tierra y de un pueblo que llevo tanto en la sangre como en el corazón, sin importar sus gobernantes ni sus circunstancias políticas. Eso, Manuel Ángel, te hace más grande aún a mis ojos. Te agradezco tu inmensa generosidad en ofrecer disculpas, pero te repito, no es necesario. Sólo tu amistad. Sólo tu sinceridad. Sólo el privilegio de llamarte mi amigo y de caminar contigo este camino de imágenes y sentimientos que tanto amamos. Sólo eso pido de ti. Te abrazo, hombre gigante.

Pedro F. Báez dijo...

José Antonio, has sido certero y al centro de la diana. Es un poema que me lacera y me hace llorar, aún hoy. Abrazos y siempre gracias por tus comentarios y tus visitas. A todos los quiero y agradezco, y jamás vacilen en expresar sus opiniones, sean cuales sean, en este espacio, que es de todos.

Clara Schoenborn dijo...

Querido Pedro: No quiero que le hagas esas cosas a tu patria, ni siquiera con el pensamiento dolido de quien la siente lejana o inalcanzable. Es una tierra bella con gente bella, lastimosamente secuestrada y maltratada por un tirano. Un abrazo.

M. Angel dijo...

Hola Pedro, tras leer tu comentario, solo decir me emocionan tus palabras, palabras que guardo en mi corazón por la sinceridad que veo en ellas. Vos sois el grande,tus palabras te honran, las mías son el sentir de mi alma.
Desde la distancia recibe un caluroso y sincero abrazo.

M. Ángel

Sombragris dijo...

El amor a la tierra a veces ,muchas veces duele, pero honra al hombre...Cuba es bendita entre muchas otras cosas por haberte parido,hermano.Un abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.