sábado, 30 de octubre de 2010

Afirmación en un comentario a Sor Cecilia

(Con audio en la voz del autor)


A Sor Cecilia Codina Masachs


Photobucket


He de llegar a ti, ¡oh, Dios!

no en la sangre ni en el filo de la sangre

sino en el verso

como escudo y como barca:

el verso que a ti

me acerca

el verso que en ti

me salva...


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



3 comentarios:

Leonel dijo...

Creo que en el fondo cuente eso, llegar a tu dios, el tuyo, no el que tratan de imponernos, como mejor lo haces, y tu con los versos lo tocas y tocas el alma de quien te lee.
Un abrazo.
Leo

Clara Schoenborn dijo...

Hay muchos caminos para llegar a muchas partes y también no buscar ningún camino es un camino. Bravo y breve, mi querido amigo. Abrazos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

La poesía como medio para acercarse al origen de todo, quizás al demiurgo. Bello y profundo, Pedro querido.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.