sábado, 9 de octubre de 2010

Diálogo con un ave

(Reposición ahora con audio en la voz del autor)


Photobucket


–¿Dónde va el viento

que arrastra escamas de mariposa,

y lleva cabellos anónimos,

y polvo de tumbas muertas,

y llantos y risas sin boca?


–El viento huye.

Se monta en un sufrimiento de alas

y deja la tierra que lo desgarra

con sus pechos de selva.


–El viento escapa

la burla del cielo.


–El viento tiene miedo

a quedarse

solo.


(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor. Puede apagar el sonido del blog si éste interfiere con su audición)


Photobucket

Photobucket



6 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Madre mía, Pedro...creo que es uno de tus mejores poemas...
Te traslada volando con el viento y te embarga una sensación de tristeza y desolación...
Has trasmitido todo impresionantemente.
Eres un POETA sublime!!!

(Y me encantan esas fotos que te has puesto...tan interesante con tus gafas...tan guapo!!!)

BESAZAZOS!!!

Roger Rivero dijo...

Hasta el viento se fue volando? Caray muy ocurrente estas metáforas, tal vez era viento cubano. Ya seriamente, es muy buen tema, me ha gustado leerte, un abrazo grande, Roger

Domingo dijo...

Si el viento tiene miedo a eso, a quedarse solo, diríase que el viento se parece mucho a nosotros, a los humanos, y eso me encanta. :)

Leonel dijo...

Hay miedos que hacen daño, que desgarran el alma, quizás por eso el viento lleva consigo todo lo que encuentra, para no quedarse solo.

Después de un día nadando para entrar, he logrado derrumbar el muro virtual que de vez en cuando se pone delante al ingreso.
Me ha gustado mucho tu poema, amigo mío.
Un fuerte abrazo.
Leo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Qué precioso poema sobre ese viento que arrastra escamas de mariposa...qué bellas metáforas empleas, mi niño cubano!!! Siempre me sorprendes gratamente con la belleza, sensualidad y originalidad de tus versos...Y es que se respira una atmósfera profunda y reflexiva en esta isla tuya, como si un vientecillo cálido dejase atrapado al visitante curioso y ya no pudiese retornar a su casa jamás...No sé si se tratará de ese viento temeroso de tu poema, pero seguro que es un viento tropical, que trae aromas a cocos y caña de azúcar...

Ay, Pedrito, mil gracias por tu bienvenida, por tus hermosos comentarios, por tus consejos, por tantas y tantas atenciones como me prodigas... Tenía ganas de venir a tu isla de nuevo. Fui muy feliz estos días, tanto que casi estallo de felicidad, aunque ahora me queda la nostalgia que sigue a una despedida y la espera para un nuevo re-encuentro. Ay, pero para quitarme las penas nada mejor que disfrutar de tu poesía y más si es escuchando tu voz. Un beso megaenorme y todo mi agradecimiento, mi niño!!!

Sherezada dijo...

Grande es usted Pedro!!! Y ese viento que arrastra cabellos anónimos y extraños, pero tal vez son mil veces deseados, ese viento que huele a miedo y que sabe a tú isla. Ese viento es maravilloso, porque sopla en un rincón de mi corazón. Un abrazo

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.