miércoles, 26 de enero de 2011

Balada de Luisa Antuña

(Con audio en la voz del autor y música de fondo)


María Luisa Antuña


Camagüey, Cuba, 1929 - Miami, U.S.A., 2011


A ti, querida Luisa (inolvidable; insustituible Yiya Matraquilla), que fuiste fiel amiga y a ratos, madre. A ti, Yazmín, que eres mi hermana desde siempre, por tantas razones y por tantos momentos compartidos... A ti, Jorge, que eres como un hermano, pequeño y frágil, aunque seas hombre.


Photobucket

(Active si desea escuchar este poema en la voz de su autor)


Viene el adiós desde adentro

desde ese rincón sagrado

donde el amor muerde las riberas del miedo

y la calma se hace lava que desemboca en los ojos

y el corazón abandona el pecho

para dejar un cráter de ausencia

que no consiguen llenar ya nunca

ni océanos ni terremotos ni tiempo...


Renuncio hoy a la tristeza

para recordarte en lo soberano de tu risa

en tu voz alta y sonora de mujer fuerte

de cubana recia

de camagüeyana que parió sus hijos

frente al parque de la iglesia

con Yazmincita y sus bucles de oro

y Jorgito breve y sus piernitas

de Pinocho pálido...


Renuncio a llevarte en el recuerdo

con el rictus final de la desesperanza

desleída en silencios intranquilos

y en los sopores aliados de la morfina que te sueña.


Te llevo, en fin, en brazos

apretada contra el pecho

como quien lleva a un niño o una niña

recién nacidos y tiernos...


¿Y por qué no

si en este instante eres

renacida al tiempo

y a la eternidad de la memoria?




Photobucket

Photobucket



6 comentarios:

Isolda dijo...

¡Qué hermosura, este recuerdo, como debe ser: de vida, no de muerte!
Besos compartidos.

Suso dijo...

sin duda hoy compartios sentimientos parecidos en las ausencias y tu lo haces de manera magistral, como siempre. Un gran abrazo.

Mabel dijo...

Hola Pedro, no hay ausencias ni vacíos cuando los sentimientos y los racuerdos son tan vivos y profundos
Abrazo

Charcos dijo...

Gracias Pedro! Con tu homenaje me acariciaste el alma, que forma más buena de recordarla.

Un abrazo inmenso para ti

Leonel dijo...

Tus versos son una caricia a la vida, porque recordar así es perpetuar la vida de quien se ha querido.
Gracias por estos versos, mi hermano.
Un abrazo.
Leo

Laura Caro dijo...

Es una belleza este poema de despedida. Siento la pérdida.
Un abrazo, Pedro.

Mi foto
La Habana, Cuba, Los Ángeles, Estados Unidos
Nacido en La Habana, Cuba, el 3 de diciembre de 1960. Emigra a Estados Unidos en 1980, a través del éxodo masivo de Mariel. Ganador de numerosos concursos de poesía, literatura y ensayo en Cuba y Estados Unidos. Publica su primer poemario, "Insomnia" en 1988, con gran acogida por parte de la crítica especializada y el público. Considerado por críticos y expertos como uno de los poetas fundamentales y representativos de la llamada Generación del Mariel junto a Reinaldo Arenas, Jesús J. Barquet, Rafael Bordao, Roberto Valero y otros.